ZEE por decreto

Standard

Generará pocos empleos, mal pagados y en condiciones discriminantes para las empresas locales

maxresdefault

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

 

Por decreto, el traidor a la patria que supera a Antonio López de Santa Anna, decreta que Coatzacoalcos y Puerto Chiapas sean Zonas Económicas Especiales, ZEE, además de Lázaro Cárdenas en Michoacán. ¿Qué significa esto?

 

  1. Privilegios discriminatorios: Las empresas nuevas que se instalen en la zona económica especial de Coatzacoalcos tendrán reducciones en los pagos de impuestos sobre la renta, disminución en las cuotas del Seguros Social, exención en los pagos de prediales y otras facilidades. Pero esto no se aplica para las empresas que se han instalado con anticipación y que han tenido que esforzarse para sobrevivir en el entorno adverso que han creado las malas y anti populares políticas económicas. Nuevamente serán afectadas por este trato discriminatorio.
  2. Deterioro a los proveedores locales. No hay en tan afamado decreto ninguna cláusula que exija a las empresas que se instalarán que realicen sus compras a los proveedores locales, que contraten mano de obra local y que trabajen con los contratistas locales. En consecuencia, los empresarios locales están condenados a su desaparición y se trata de más de 13 mil unidades económicas, que si se comparan con las 50 empresas que han dado su carta de intención para participar se vuelven irrelevantes.
  3. Es ficticia. Se ofrecen 12 mil puestos de trabajo entre Coatzacoalcos y Puerto Chiapas, pero no explican los voceros que se trata de puestos temporales, que se disiparán cuando terminen los procesos de construcción.
  4. Engañosa. Se dejan ver varios engaños palmarios, el más notorio de ellos en que no se ha hecho consulta a los diversos grupos indígenas que pueblan la región, y si se ha hecho ha sido a modo, con los grupos cuya opinión ha sido pagada y de los que no se habla. Tampoco se han mostrado los estudios de impacto ambiental y social.

Con todas estas deficiencias, cabe preguntarse ¿para qué sirven estas tan famosas ZEE?

Advertisements

Derecho a la consulta

Standard

Cada vez que las comunidades indígenas se organizan y resisten a proyectos extractivos sobrevienen “actos de hostigamiento, amenazas y agresiones”

0823_consulta

Los pueblos indígenas han sido constantemente lastimados por la voracidad de las macro empresas, principalmente las extractivistas

Darío Aranda
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicita a los Estados que apliquen el “derecho a la consulta” y al “consentimiento libre, previo e informado” ante cada acción que pudiera afectar a los pueblos indígenas (derecho vigente en distintas leyes nacionales y tratados internacionales, como el “Convenio 169 de la OIT”).
La Comisión recuerda que no se pueden otorgar concesiones a empresas sin el visto bueno de las comunidades indígenas y afirma que no cumplir con ese derecho básico implica una violación de derechos humanos.
 
La Comisión afirma que cada vez que las comunidades indígenas se organizan y resisten a proyectos extractivos sobrevienen “actos de hostigamiento, amenazas y agresiones”.
Se repiten persecuciones judiciales en contra de indígenas, presiones, secuestros y asesinatos. El extractivismo vulnera “el derecho a la vida”, define la CIDH

El cuento de las ZEE

Standard

Descuidada la consulta a los pueblos indígenas de la región

Nada nuevo se hará en este proyecto que se asimila al del corredor transístmico

0803_PuertoChiapas1_2_1

Puerto Chiapas, uno de los tres puertos contemplados como ZEE

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Con la vieja historia de la zanahoria para que camine el burro se creó el proyecto de las zonas económicas especiales, ZEE, al que rinden devoción los empresarios buscando beneficios no definidos que podrían ser facilidades fiscales, mejor precio de la electricidad, mayor acceso al agua y la fluidez indiscutible del puerto de Coatzacoalcos.

Nada de esto es nuevo y el discurso grandilocuente de la ZEE se asemeja al que se ha tenido respecto al corredor transístmico, incluso parece asimilarse a éste.

Pero hay tres cosas que están fallando, ya de entrada, en la implementación de la ZEE para Coatzacoalcos:

  1. Aún carece de un estudio de impacto ambiental riguroso, como la marca el artículo 4 del Decreto que constituye las ZEE.
  2. Tampoco hay ningún estudio de impacto social hecho hasta la fecha y no basta que la autoridad de las ZEE hable con los alcaldes para que esto sea realidad.
  3. En ningún momento han mencionado los paladines de las ZEE el tema crucial de la consulta a las zonas indígenas afectadas, ya que están en la región los siguientes municipios indígenas: Pajapan, que colinda con Coatzacoalcos; Mecayapan, Tatahuicapan y Soteapan. También Cosoleacaque, que es otra colindancia de Coatzacoalcos.

 

El omitir estos tres puntos y pasarlos a segundo plano muestra la poca intención que hay para que se lleve a cabo algo serio, social y ambientalmente responsable. Entonces los ciudadanos con más preparación deben saber que tienen a la vista una pieza más del ridículo surrealista que se manifiesta en gran parte de los escenarios gubernamentales.

Nada falso se dirá: el puerto es muy capaz; la industria muy productiva, las carreteras muy malas; Ferrosur no invertirá en un nuevo puente ferroviario; Veracruz está quebrado para hacerlo; Coatzacoalcos evade la responsabilidad para invertir: su deuda está atrasada en sus pagos y todos aplaudirán.

Se ofrecerán oportunidades para todos, porque “es un proyecto incluyente”, pero no se dice para quiénes ni cómo acceder a esas oportunidades. Y no las hay porque nada se hará sino una gran palabrería.

Pero nada se solucionará, nada se concretará y los mismos personajes de siempre pretenderán ser los que encabecen la ZEE de Coatzacoalcos, ya sea para aprovechar su presencia política o para explotar su posible representatividad.

Quien tenga buen humor se reirá a carcajadas de los personajes y las notas periodísticas que les hagan. Pero, por favor, no esperen nada real, concreto y tangible. Esta es una mascarada más y así hay que tomarla. Es para divertirse con las declaraciones y el deambular de los funcionarios.

Coatzacoalcos rumbo a ser ZEE

Standard

Las diversas empresas junto con la infraestructura instalada favorecen esta actividad

Se identifican actores estatales, sociales y laborales, así como sus relaciones

El impacto social sobre las culturas indígenas es discriminatorio

Las cuestiones culturales y las turísticas no están consideradas, con lo que se afecta a innumerables prestadores de servicios

Candiani_Protesta-1

El Presidente Enrique Peña Nieto designó y tomó protesta a Gerardo Gutiérrez Candiani como Titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, quien se comprometió a realizar una promoción activa de las zonas para lograr concretar inversiones productivas y convertirlas en polos de desarrollo industrial y regional. FOTO: PRESIDENCIA

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Coatzacoalcos está contemplado como zona económica especial, pero las formas de interpretación que tienen algunos actores y sus prácticas tradicionales son una dificultad a superar.

En el caso de las zonas económicas especiales, ZEE, la ley propone cosas que generan expectativas esperanzadoras para algunas empresas y para cierto tipo de pobladores, en tanto que aloja también viejos vicios, entre ellos las prácticas discriminatorias a los grupos indígenas originarios y las costumbres anquilosadas de un sindicalismo mal entendido que es lastre para el progreso de la región y una adecuada distribución de la riqueza.

 

Una propuesta de método

Sin discutir mayormente los argumentos a favor de un método relacional centrado en el actor, como lo propone Felipe Hevia de la Jara en su artículo “Relaciones Sociedad–Estado” con miras hacia una antropología del Estado (Espiral, Estudios sobre Estado y Sociedad Vol. XV No. 45 Mayo / Agosto de 2009), aplicaremos algunos de los lineamientos marcados por este académico para saber cómo se integra el Estado y la gobernanza de la región de Coatzacoalcos ante el proyecto de las Zonas Económicas Especiales, ZEE, cuyo decreto constitutivo y reglamento de la ley fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación el 30 de junio de 2016.

 

Los actores

Los actores que participan en el espacio de la ZEE de Coatzacoalcos podemos agruparlos en dos diferentes campos: Actores Sociales e Instituciones de Gobierno o Actores Estatales. Las interacciones entre éstos definen la implementación de los proyectos como el que estamos analizando.

No se niega la importancia de las determinaciones externas, como el mercado, la globalización o la invasión del Estado hacia la vida de la región, sino que se busca entender estas fuerzas porque “se introducen necesariamente en los mundos de vida de los individuos y grupos sociales afectados”.

 

Actores Estatales

Comenzaremos con los actores estatales, las instituciones de gobierno que participan en el proyecto de ZEE. Esta lista viene encabezada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, según lo determina el Decreto que hace a la autoridad de las zonas económicas especiales como un órgano desconcentrado de la SHCP.

La autoridad federal para desarrollo de las zonas económicas especiales es el empresario Gerardo Gutiérrez Candiani.

Gerardo Gutiérrez Candiani, fue el presidente del CCE de 2011 a 2015. Se trata de un experto en ser interlocutor entre los empresarios y el gobierno. Esta autoridad nacional de las ZEE pasa a formar parte del Estado. Se tiene aquí un actor estatal fuertemente ligado a los actores sociales del empresariado.

Financiamiento de la banca de desarrollo, Banobras. Como antecedente, esta institución se ha estado reuniendo con algunos de los empresarios de la región para establecer posibles lineamientos de acción.

Otras instancias que intervendrán, según lo establece el decreto que crea las ZEE son las secretarías que integrarán una Comisión Intersecretarial, que estará integrada por las siguientes dependencias y entidades:

 

“I. La Secretaría de Hacienda, quien la presidirá;

“II. La Secretaría de Gobernación;

“III. La Secretaría de Desarrollo Social;

“IV. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales;

“V. La Secretaría de Energía;

“VI. La Secretaría de Economía;

“VII. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación;

“VIII. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes;

“IX. La Secretaría de la Función Pública;

“X. La Secretaría de Educación Pública;

“XI. La Secretaría de Salud;

“XII. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social;

“XIII. La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano;

“XIV. El Instituto Mexicano del Seguro Social, y

“XV. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología”.

 

Actores ausentes en el decreto

CRW_3588

Pieza elaborada por la cultura olmeca. Representa al llamado “Monstruo de la Tierra”. Se puede apreciar en el museo de sitio de San Lorenzo

Se observa que están ausentes en el decreto tres instancias que resultan cruciales en la región sur de Veracruz: la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI; la Secretaría de Cultura, de reciente creación y que comprende todos los programas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta, y la Secretaría de Turismo.

Estas tres son de importancia para la región sur de Veracruz identificada con Coatzacoalcos porque hay varios grupos indígenas que son afectados en los municipios limítrofes, como Pajapan, Soteapan y Cosoleacaque, con grupos de habla náhuatl y popoluca. Además, en la proximidad del estado de Oaxaca se encuentran grupos de habla zapoteca y mixe; y en el estado de Tabasco de habla maya chontal.

Los protocolos signados por México con organismos internacionales exigen que estos grupos sean integrados al desarrollo y no se les discrimine.

Por otro lado, las cuestiones culturales están completamente ausentes, siendo que una de las notorias carencias en esta región deriva de la falta de sistematicidad en los asuntos relativos a las culturas populares e identitarias de la región, quedando al capricho de los ayuntamientos y de la buena voluntad algunas empresas, dejando muchas veces presupuestos notoriamente exiguos para estos fines.

En cuanto al turismo, la región tiene un gran potencial para el turismo cultural, dado que en esta zona se encuentra la mayor parte de los sitios arqueológicos de origen olmeca y hay varios museos comunitarios, pero no se desarrolla ninguna facilidad para que el posible visitante se entere, lo que da por resultado que todos los prestadores de servicios al turismo, hoteles y restaurantes, se vean forzados a depender del llamado “turismo industrial”.

De entrada, el decreto muestra incongruencias que deberán subsanarse en la manera como se implemente regionalmente, como lo determina el artículo 31 del reglamento para las ZEE:

“Artículo 31 Fomentar la inclusión de los habitantes de las comunidades ubicadas en el Área de Influencia, en las Actividades Económicas Productivas que se realicen en la Zona o que sean complementarias a éstas, según lo previsto en el Programa de Desarrollo”.

Sin embargo, los antecedentes que hay permiten saber que sería raro que la mayor parte de las instancias del Estado se interesen por los temas relacionados con los indígenas, la cultura de la región y el turismo. Se espera que en esta ocasión se puedan integrar agendas con las diversas instituciones a las que les conciernen estos temas.

 

Actores Sociales

Por su inserción en la producción, segmentaremos a los actores sociales en empresariales y laborales.

Actores empresariales

Colocamos en este apartado a las empresas y sus organismos representativos que ya están en su mayor parte organizadas por gremios y cuyo representante de mayor jerarquía es el Consejo Coordinador Empresarial de Coatzacoalcos, CCE, que suma a las cámaras de la Industria de la Construcción, Industria de la Transformación, de Comercio.

También está la Asociación de Industriales de Veracruz, Sur, que integra las más prominentes industrias de la región, en varios giros, entre los que destaca la química y la petroquímica.

El CCE, a nivel nacional ha formulado algunas de sus propuestas de acción, tales como: “Apuntalar un marco regulatorio eficiente y competitivo, con certidumbre y garantías de ejecución de los programas.

“Asegurar Infraestructura adecuada, tanto de servicios básicos como de puertos, aeropuertos, parques industriales y tecnológicos.

“Seguridad física, patrimonial y jurídica.

“Desarrollar el capital humano necesario.

“Consolidar un entorno adecuado para nuevas cadenas de valor, desarrollando proveedores y emprendimiento local.

“Alinear un paquete competitivo de incentivos y facilidades, y reglas de operación sencillas y claras.

“Conjugar una estrategia de prospección y promoción a la inversión.

“Mantener una visión incluyente y sustentable de desarrollo social armónico”.

Las propuestas responden a su visión empresarial, pero hay que ver de qué manera logan ser implementadas en relación a otros actores sociales en la región de Coatzacoalcos.

 

Actores laborales

Son los innumerables sindicatos que agrupan a los trabajadores de las diversas empresas de la zona.

Aunque, por ley los sindicatos no pueden tener filiación política alguna y deben dejar las preferencias políticas en libertad de cada uno de los agremiados en lo personal, pero en la práctica esto no siempre se ha llevado a cabo.

Muchos sindicatos se agrupan en federaciones y confederaciones cobijadas bajo las siglas de algún partido político, conducta que era entendible hacia los años 40 y tenía un justificante institucional.

Pero a lo largo de los años estos sindicatos se han convertido en un freno al desarrollo, colocando precios monopólicos a sus servicios y deteriorando también el ingreso de los trabajadores al fijar tabuladores que no siempre responden a la oferta y la demanda, como lo marcan las reglas de la economía de mercado.

En este camino se ha llegado al resultado de tener sindicatos ricos que cobijan a innumerables obreros pobres a los que explotan en lugar de defenderlos de las posibles explotaciones. Esta dificultad es el principal obstáculo estructural que enfrenta la posible implementación de las zonas económicas especiales, principalmente en Coatzacoalcos.

 

El espacio

Las condiciones para determinar el espacio en que actuarán los actores arriba citados queda determinada por el Reglamento de Ley Federal de las Zonas Económicas Especiales, que citamos a continuación:

Artículo 40.- Las Zonas se establecerán en las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, siempre y cuando reúnan todos los requisitos siguientes:

  1. A la fecha de la emisión del Dictamen, se encuentren entre las diez Entidades Federativas con mayor incidencia de pobreza extrema, de acuerdo con la información oficial del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social;
  2. Deberán establecerse en áreas geográficas que representen una ubicación estratégica para el desarrollo de la actividad productiva, debido a la facilidad de integración con carreteras, aeropuertos, ferrocarriles, puertos o corredores interoceánicos y potencial de conectividad hacia otros mercados nacionales o internacionales;

III. Deberán prever la instalación de sectores productivos de acuerdo con las ventajas comparativas y vocación productiva presente o potencial de la Zona, yDeberán establecerse en uno o más Municipios cuya población conjunta, a la fecha de la emisión del Dictamen, sea entre cincuenta mil y quinientos mil habitantes.

Estas exigencias del Reglamento se satisfacen en Coatzacoalcos, resta por ver qué otros municipios se integrarían y, por lo que se ha venido diciendo, son los de Nanchital, Agua Dulce, Las Choapas y Cosoleacaque. Sin embargo no se ha definido de manera formal si sólo son estos municipios o se integrará también a Minatitlán.

Esto lo definirá una evaluación estratégica que se lleve a cabo, según lo ordena el Reglamento:

“Artículo 45.- La Evaluación Estratégica tendrá por objeto conocer los riesgos sociales y ambientales relativos al establecimiento de una Zona y su Área de Influencia, y deberá contener, cuando menos, los elementos siguientes:

“I. Aspectos generales:

“a) Descripción y características del proyecto para el establecimiento de la Zona, así como de la Infraestructura y Actividades Económicas Productivas que se pretenden desarrollar en la Zona;

“b) Ubicación geográfica preliminar de la Zona y el Área de Influencia, y

“c) Descripción de la situación jurídica de los terrenos donde se pretenda asentar la Zona;

“II. Estudio de impacto social:

“a) Caracterización socio demográfica de las áreas y regiones donde se pretende ubicar la Zona y su Área de Influencia;

“b) Identificación de grupos en situación de vulnerabilidad;

“c) Identificación y caracterización de las comunidades y pueblos indígenas que, en su caso, habitan en el lugar donde se pretende establecer la Zona y su Área de Influencia, y

“d) Identificación y valoración del impacto social que podría causar el establecimiento de la Zona;

“III. Estudio de impacto ambiental”.

 

Algunos de estos requerimientos se están considerando entre los empresarios, como el buscar que opere un parque industrial para la producción de derivados del polietileno. Para ello se contemplan algunos terrenos que serán vendidos de tal manera que se reduzca la especulación con la tenencia de la tierra que produce encarecimiento y desanima a quienes invertirán en instalar sus plantas para aprovechar las condiciones de cercanía con los productores de polietilenos o de otros insumos que fabrican las industrias en la región.

Los estudios de impacto social e impacto ambiental tampoco se han elaborado. Para el impacto social hay que considerar el tema regional y no sólo limitarse a las comunidades inmediatamente colindantes con la zona industrial, que requerirá todo tipo de obreros, tanto en la construcción como en la operación de las plantas.

 

Implementación

La implementación y operación de la zona económica especial también está regulada por el Reglamento:

“El Consejo Técnico de la Zona estará integrado por los siguientes representantes que residan en el Área de Influencia o, en su caso, en la Entidad Federativa o Entidades Federativas donde se ubique la misma:

“I. Tres representantes con experiencia y conocimiento en las materias previstas en la Ley, provenientes de instituciones de educación superior e investigación o de instituciones de capacitación técnica;

“II. Tres representantes del sector empresarial, con experiencia y conocimiento en las materias previstas en la Ley, y

“III. Tres representantes de los trabajadores, que se encuentren laborando en las empresas establecidas en la Zona”.

De estos tres tipos de representantes no se han dado a conocer los nombres ni las instituciones que participarán, por lo que no es posible saber qué tipo de actores serán.

Lo que sí es requisito antecedente es la realización de una consulta, ya que en el área de influencia hay comunidades indígenas.

0405_culturas

Los grupos indígenas son discriminados en estas propuestas de desarrollo.

“Artículo 61.- La Consulta se realizará cuando existan comunidades y pueblos indígenas que habiten las localidades donde se establece o pretende establecer la Zona y su Área de Influencia, y sus intereses o derechos puedan ser afectados directamente por la operación de la Zona”.

 

Conclusión

De lo visto en este texto encontramos que la intención de que haya una Zona Económica Especial en la región de Coatzacoalcos es vista con buenos ojos por el sector empresarial y podría ser benéfica si se consigue actuar de manera que no se discrimine a los indígenas.

La existencia de un puerto capaz y bien desarrollado es un factor favorable, al igual que la necesidad de innumerables empresas de instalarse cerca de los productores de sus materias primas. En este aspecto hay que poner especial atención para evitar la especulación con la tenencia de la tierra.

Un punto que habrá que resolver es el carácter monopólico que ejercen algunos sindicatos a través de sus centrales, dificultad estructural que merma los beneficios del proyecto económico al impedir que los incentivos lleguen a la clase trabajadora y que estos mismos incentivos signifiquen mejoría para el sector empresarial.

También, los estudios de impacto social y ambiental deben estar sustentados por una consulta adicional a los pueblos indígenas de la región, de donde salen los alimentos, el agua y buena parte de la mano de obra.

La dimensión y profundidad de este proyecto dependerá de la corrección con que se cumplan estas condiciones.

Coatzacoalcos sin Derechos Humanos

Standard

Cierran la oficina ahora que se pretende convertir a Coatzacoalcos en zona económica especial

0715_firma-de-convenio-de-derechos-humanos-namiko-3

Funcionarios que sólo sirven para tomarse la fotografía. De los derechos humanos poco les interesa

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Ante la posible decisión para que la zona de Coatzacoalcos y sus municipios colindantes se conviertan en una zona económica especial, ZEE, el cierre de la oficina de la Comisión de Derechos Humanos de Coatzacoalcos para trasladarse al puerto de Veracruz, a más de 500 kilómetros de distancia, es preocupante.

Y es motivo de suspicacias cuando la ciudad de Coatzacoalcos es la principal población del sur de Veracruz y donde sucede una mayor cantidad de violaciones a los derechos humanos.

Ya vimos que no todas las empresas trabajan con el debido respeto a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, como es el caso de los varios cientos de trabajadores que trabajan para cierto tipo de contratistas que proveyeron de servicios a la empresa Petroquímica Mexicana del Vinilo, filial de Mexichem en la que participa Pemex con sus activos materiales de Pajaritos.

En el fatal accidente no sólo hubo faltas de mantenimiento y violaciones al contrato mercantil firmado entre Pemex y Mexichem, sino violaciones a las reglamentaciones laborales en los renglones de seguridad física y seguridad social a los trabajadores, que son derechos humanos, y que muchas veces trabajaron sin tener siquiera la protección de un seguro médico.

0715_Complejo_Pajaritos_Explosion-2-e1461241970737-960x500

Todavía queda en la memora colectiva el fatal accidente. Se identifican violaciones a los derechos humanos, económicos y sociales

Y esto era consentido por los diversos sindicatos –afiliados a la CTM–, que guardaron silencio cómplice ante esta violación. Aquí se violaron los derechos humanos.

Y ante la contaminación provocada por la liberación de dioxinas, askareles y otros compuestos dañinos para la salud, también se violaron derechos humanos, como es el derecho a la salud.

Y estas son algunas de las violaciones a los derechos humanos, ya que bajo este nombre genérico se contemplan tres generaciones distintas de derechos: los derechos civiles y políticos; los derechos económicos, sociales y culturales y los derechos ambientales y sociales –como el derecho a la paz y a una ciudad digna, armónica y libre de conflictos.

La lista se hace larga, sobre todo si consideramos que una gran cantidad de instituciones de gobierno violan los derechos humanos con total impunidad. Por allá están los malos oficiales de migración que acosan a los migrantes sin resolver los casos; por el otro están las corporaciones de encapuchados metiendo terror a los pobladores.

También los ayuntamientos que atrasan los pagos a empleados y proveedores están violando estos derechos, así como las instituciones de salud que no garantizan el derecho a la salud de todos los pobladores, no sólo de los que pagan y tienen registro.

Allá están también los medios de comunicación que obstruyen el derecho a la información al dar preeminencia a los boletines políticos en vez de a las quejas y denuncias ciudadanas.

Todo este tejido, que antes podía ser denunciado ante la comisión de derechos humanos de Coatzacoalcos exigirá que los afectados tengan que viajar varios cientos de kilómetros para acceder a esta comisión.

Esto también es una amenaza para los derechos humanos, y más grave, porque deja a los pobladores en la indefensión. ¿Así se perfila la zona económica especial?