Buscan garantizar la vivienda digna

Standard

Para todos los veracruzanos y desde la Constitución de Veracruz

Los ciudadanos deben tener acceso a una vivienda digna y decorosa que respete sus derechos humanos

0613_vivienda

Comunicado

Congreso de Veracruz

El diputado Isaías Pliego Mancilla, integrante del Grupo Legislativo de MORENA, presentó una iniciativa de reforma al artículo 9 de la Constitución Política del Estado a fin de establecer que toda familia veracruzana tiene derecho a disfrutar de una vivienda digna y decorosa, para lo cual Poder Ejecutivo brindará los instrumentos y apoyos necesarios para tal fin.

La propuesta legislativa pretende incluir al Plan Estatal de Desarrollo que establece que el fomento a los derechos de los ciudadanos deberá tener como objetivo el bienestar al desarrollo social de los veracruzanos, con el propósito de que cuenten con vivienda, como lo establece el artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) define la vivienda como un lugar para poderse aislar, gozando de un espacio adecuado son servicios de ventilación e iluminación y una relación con el trabajo y los servicios básicos, todo ello a un costo razonable.

Con fundamento en el artículo 25, apartado 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Pliego Mancilla comentó que el derecho a la vivienda, es un derecho humano que todo mexicano debe tener y es un deber que el estado debe procurar a todo veracruzano a fin de salvaguardar sus garantías individuales. La iniciativa fue turada a la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales.

 

Que el IPE brinde créditos hipotecarios a trabajadores del Estado

La diputada Dulce María García López, integrante del grupo legislativo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones del Estado para establecer a los préstamos hipotecarios como una prestación obligatoria con el propósito de abatir el problema de vivienda de los trabajadores de base y de confianza de la entidad.

Durante la sexta sesión ordinaria, del primer año de labores de la LXIV Legislatura, la diputada señaló que para cumplir esta prestación el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) podrá disponer de recursos propios, financiamiento de la Banca privada u oficial y de créditos especiales que para el efecto se obtengan con este fin.

Para la obtención de los citados préstamos hipotecarios los trabajadores deberán acreditar al menos cuatro años de cotizaciones ininterrumpidas al Instituto.

Los préstamos hipotecarios se destinarán para la adquisición o construcción de casa habitación cuando se carezca de esta propiedad; adquisición de terreno para construcción de casa habitación, cuando se carezca de esta propiedad y para construcción de casa habitación en terreno que ya se tiene.

También para el pago del enganche y de los gastos de escrituración, cuando tenga por objeto la adquisición de vivienda de interés social, cuando se carezca de esta propiedad; ampliar, remodelar o reparar la casa habitación o para la liberación de gravámenes que tenga la casa habitación del trabajador.

La iniciativa prevé que cuando el fondo presupuestado del Instituto sea insuficiente para cubrir las solicitudes de estos préstamos, el interesado podrá gestionar ante la Banca Privada crédito hipotecario de interés social y si obtiene respuesta favorable a su petición, el Instituto financiará el diez por ciento del crédito autorizado constituyéndose hipoteca a su favor en segundo término.

El importe del préstamo con garantía hipotecaria que se solicite a esta Dependencia en forma directa, será el correspondiente a una cantidad cuyo descuento no rebase el veinticinco por ciento del ingreso mensual matrimonial o individualmente considerado, y se cubrirá con pagos quincenales de amortización que comprenderán abonos a capital e intereses.

El plazo máximo para el pago del préstamo con garantía hipotecaria y sus intereses, que otorgue directamente el Instituto, será de 10 años que podrán ampliarse hasta 15 de acuerdo con la capacidad del solicitante, contados a partir de la firma del crédito autorizado.

De acuerdo a la iniciativa, el trabajador que solicite préstamo con garantía hipotecaria, deberá acreditar ante el Instituto, al momento de presentar su solicitud, que no posee en propiedad otra casa habitación.

Al trabajador a quien se le haya otorgado un préstamo hipotecario que se constituya en mora por más de seis amortizaciones consecutivas, se le dará por vencido anticipadamente el plazo convenido; dicha situación prestará mérito al Instituto para exigir el pago total del saldo del adeudo y sus anexos legales.

La propuesta refiere que solamente podrá arrendarse el inmueble objeto de la hipoteca cuando el propietario sea trasladado por motivos de servicio fuera del lugar de la ubicación del inmueble y cuando justifique el imperativo de ausentarse del lugar de su residencia.

La diputada Dulce García subrayó que la vivienda es un indicador básico del bienestar de la población, el cual constituye la base del patrimonio familiar y es al mismo tiempo, condición para tener acceso a otros satisfactores.

Dijo que Veracruz tiene una población que va en la búsqueda de mayores oportunidades y mejores condiciones de vida, y ejemplo de ello lo da la clase trabajadora, que presta sus servicios en las dependencias centralizadas y entidades paraestatales y para municipales de la administración pública.

Esta iniciativa fue turnada a las Comisiones Permanentes Unidas de Seguridad Social y la de Trabajo y Previsión Social para su estudio y dictamen.

A esta propuesta se adhirieron los diputados de los grupos legislativos del PRD, Juntos por Veracruz, del PRI, MORENA, así como la legisladora Mariana Dunyaska Garcia Rojas y el diputado Vicente Guillermo Benítez González.

 

 

Infonavit eleva el monto de créditos que otorga

Standard

 Agencias
El Infonavit, el mayor financiero de compra de vivienda en México, elevará en un 76 por ciento el monto máximo que otorga a sus derechohabientes para adquirir inmuebles, una medida dirigida a acelerar la marcha del golpeado sector, anunció el martes el Gobierno.

El Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) tendrá a partir de agosto un límite de 850 mil pesos (poco más de 65 mil 500 dólares) en el crédito que otorga a sus beneficiarios, desde los 483 mil pesos previos.

En agosto, el instituto también comenzará a otorgar créditos denominados en pesos, a tasa fija y hasta por 30 años para todos los derechohabientes.

El organismo otorga crédito en veces salarios mínimos (VSM) y pesos, pero éste último sólo estaba disponible para trabajadores que tuvieran ingresos superiores a 5.5 veces salarios mínimos.

Con el nuevo producto todos los trabajadores con ingresos menores a los 5.5 salarios mínimos podrán contratar su crédito en pesos, con un apoyo adicional del Infonavit para reducir el saldo desde el primer pago.

“Ya no sólo se trata de cantidad, sino de calidad, no estamos en una etapa de sólo otorgar más créditos, se trata de garantizar el acceso a viviendas dignas para todas las familias mexicanas”, dijo el director general del instituto, Alejandro Murat, en un evento.

El organismo, que se fondea con aportaciones patronales, la recuperación de los créditos y la emisión de deuda, espera otorgar este año 560 mil créditos para viviendas nuevas, usadas y mejoras.

Pero de enero a mayo, el otorgamiento de hipotecas para casas nueva del Infonavit cayó un 22 por ciento debido a la débil economía y a un cambio en las preferencias del consumidor para adquirir vivienda usadas o mejorar su morada actual, lo que ha golpeado a las constructoras.

Desde el año pasado, las tres mayores constructoras del sector, Geo, Homex y Urbi, luchan por renegociar sus pesadas deudas, luego de un desplome de su liquidez tras una caída en sus ventas en medio de enormes inversiones.

Las medidas anunciadas el martes amplían las opciones de los derechohabientes y propician una mayor competencia en el crédito a la vivienda, dijo el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, también presente en el evento.

“La certidumbre que otorga el crédito en pesos y a tasa fija es, sin duda, un beneficio fundamental para las y los trabajadores de México”, dijo Aportela en su intervención.

La economía mexicana se encuentra en la antesala de un periodo de recuperación y podría crecer un 2.7 por ciento este año, de acuerdo con estimaciones oficiales.

En el 2013, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 1.1 por ciento.