Nulo tratamiento de aguas residuales en Coatzacoalcos

Standard

CAEV permanece en silencio cómplice

0815_drenaje

Drenajes como este son el atractivo turístico que CAEV y el ayuntamiento han decido darle a los visitantes

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Uno de los principales perjuicios a la salud en Coatzacoalcos es el nulo tratamiento de las aguas residuales y hay infinidad de drenajes que vierten sus aguas al mar sin tratamiento alguno, aún cuando la nueva administración de CAEV, a cargo de Rafael Abreu, haya ofrecido cumplir con el tratamiento de las aguas residuales en la página de este organismo en Coatzacoalcos.

Esto es tanto más grave cuanto que se pretende lograr que Coatzacoalcos sea una plaza turística y ¿cómo estimular el turismo teniendo playas altamente contaminadas?

Al preguntar sobre este tópico el director de CAEV en Coatzacoalcos, Rafael Abreu, se abstuvo de dar respuesta.

Tampoco indicó si es que hay un presupuesto destinado para este renglón, particularmente evadiendo la importancia que tiene el tratamiento de las aguas residuales en el derecho a la salud.

Ante la negativa a dar respuesta, el director de CAEV en Coatzacoalcos parece estar esperando a que un ayuntamiento progresista obligue a esta institución a cumplir con la ley y garantizar la salud de los habitantes.

El silencio del director cae en la afirmativa ficta: acepta que es así la situación al callar su punto de vista.

 

Advertisements

Maquillan los drenajes para semana santa

Standard

El ayuntamiento viola el Artículo IV Constitucional y permanece impune en su delito

En lugar de resolver el problema de salud que significan los caños que desalojan al mar, disfraza el ayuntamiento su apariencia

De burda manera disfrazan los drenajes sin resolver el problema de salud. Foto: S. Balandrano

De burda manera disfrazan los drenajes sin resolver el problema de salud.
Foto: S. Balandrano

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Sin dar una solución más allá de lo cosmético, el ayuntamiento de Coatzacoalcos maquilla los drenajes de aguas pestilentes y contaminantes para que quienes acudan a la playa crean que no están nadando entre detritus y miasmas.

En días pasados hemos observado que la maquinaria municipal usada para embellecer la playa está en una tenaz lucha para que parezca como que nunca se hubieran sacado las aguas negras por la playa.

Pero los vestigios de infinidad de detritus impiden mentir. Los malolientes drenajes resultan imposibles de maquillar en Pedro Moreno, la colonia Playa Sol, la Playa de Oro y los que salen frente a la “Mega”, así como los que bajan a cielo abierto por la avenida que sale a la altura de la cabeza olmeca, frente a las áreas comerciales de la avenida Las Palmas, o la que sale de Plaza Forum y desaloja al mar, por no decir las que salen de El Tesoro y de la avenida Jirafas y, por supuesto la de la plaza Sendero, cuyo nombre lleva el del cronista de la ciudad, José Lemarroy.

Esconde el ayuntamiento de Coatzacoalcos el problema de salud, se niega a resolverlo. Foto: S. Balandrano

Esconde el ayuntamiento de Coatzacoalcos el problema de salud, se niega a resolverlo.
Foto: S. Balandrano

Ya no diremos de las colonias al poniente, que todas desalojan al mar corrientes de agua pestilente, contaminando la salud de los pobladores.

Y es que no se trata –y de eso debería ser consciente el ayuntamiento– de sólo dar apariencias que embellezcan, sino de resolver problemas.

Nuevamente, el ayuntamiento de Coatzacoalcos está dejando de garantizar el cumplimiento de las normas y reglamentaciones mexicanas y resulta el principal violador de las leyes. En este caso viola la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección Ambiental, especialmente el Título IV, Capítulo Tercero, artículos del 118 al 133.