A un año de la explosión de Mexichem

Standard

Criminal irresponsabilidad del privado al que se le cedieron los activos de Pajaritos

La empresa Mexichem cobró seguros por $ 1 500.00 millones de dólares

0420__MEXICHEM

Blindado por banqueros y políticos el caso de la explosión en Pajaritos

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

A un año de la criminal explosión de Mexichem en Pajaritos, se muestra que las privatizaciones del sector han sido para la acción irresponsable y dolosa y en perjuicio de los trabajadores.

En 2012, al fin del sexenio encabezado por Felipe Calderón, se debatía la validez de la alianza de Pemex Pajaritos y Mexichem. Entrañaba infinidad de irregularidades, entre las que se mencionaba la incapacidad de ceder, donar o vender los activos de la nación que estaban en ese complejo petroquímico, el primero construido en el municipio de Coatzacoalcos y que detonó la petroquímica nacional.

Para 2013, se pasó por alto esa limitación legal y se creó la empresa Petroquímica Mexicana del Vinilo, con la participación de las propiedades de Pemex y la administración de Mexichem. A pesar de la ilegalidad manifiesta en el procedimiento, en sesión extraordinaria del Consejo, presidida por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y con la presencia del director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, se aprobó llevar a cabo la integración de la cadena productiva Sal-Cloro/Sosa-Etileno-MC, para lo que autorizó la participación de Pemex Petroquímica (PPQ) en dicha sociedad de coinversión con la empresa Mexichem.

0420_clorados 10

Fierros retorcidos y cadáveres por todos lados fue el saldo social del “accidente”. Para Mexichem fue una ganancia de 1 mil 500 mdd

Por otro lado, el hecho de que Mexichem haya dado a conocer esta “coinversión” en la Bolsa Mexicana de Valores, BMV, hace pensar que toda esta cadena de irregularidades se hace para favorecer a algún político que, por ser inversionistas anónimos, dejan poca transparencia y siempre puede ser que una sola persona sea quien adquiera la totalidad de las acciones que sean emitidas, expresó el abogado Rogelio Martínez Hernández en 2013.

En ese entonces, Mexichem anunció que aportaría a la sociedad un total de 556 millones de dólares.

La empresa privada señaló que esta coinversión permitiría un aumento exponencial en la producción de cloruro de vinilo, incrementando 24 mil toneladas en el primer año de operación, 146 mil en el segundo y 217 mil en el tercero.

Pero eso no se cumplió, sino que Mexichem sólo alcanzó una producción de 170 mil toneladas anuales de cloruro de vinilo en 2015, poco menos de las 185 mil toneladas logradas en el año de 2012. La ambición y las promesas de Mexichem fracasaron.

0420_clorados 12

Obreros murieron para enriquecer a Mexichem

 

 

Fracaso y explosión

Y fracasaron las promesas porque aunque la planta de Clorados III de Pajaritos estaba diseñada para producir 400 mil toneladas anuales, el procedimiento erróneo para lograr el vacío en el proceso de arranque provocó daños irreversibles.

La inversión para remediar esto requería la reconstrucción completa de la planta, lo que costaría a la empresa del banquero Antonio del Valle una cantidad cercana a los 556 millones de dólares anunciados, por lo que el también especialista en seguros decidió contratar un seguro por el costo de la planta y de la producción programada para el caso de accidentes fortuitos. Un total de 1 mil 500 millones de dólares se aseguraron.

Para el abogado Rogelio Martínez Hernández, especializado en temas de la industria, la explosión fue “a propósito, ya que el contrato mercantil firmado entre Mexichem y Pemex está signado por empleados de bajo nivel y cuyas funciones en las empresas no son las de representar a estas entidades, como es el caso de Enrique Verazas Mijangos, quien fue jubilado por Pemex y pasó a las filas de Mexichem”.

Los seguros por 1 mil 500 millones de dólares, mdd, ya fueron cobrados por Mexichem y con esto, a decir de Martínez Hernández, la empresa logró su cometido de tener ganancias mayores al accidente.

0420_clorados III

Al día siguiente de la explosión provocada

“Así trabajan estas empresas, cuyos funcionarios y aparentes dueños encubren la propiedad de accionistas anónimos entre los que figuran personajes de la política, como Carlos Salinas de Gortari”, afirmó Rogelio Martínez.

Para conseguir estos cometidos las empresas utilizan la técnica de “doble puerta”, involucrando a personas de la banca para que autoricen y paguen seguros, a la vez que políticos para que los permisos y las materias primas sean facilitados.

 

 

18 DE MARZO: CONMEMORACIÓN O CEREMONIA LUCTUOSA.

Standard

Columna Invitada

EL PESO DEL DINERO.

Manuel Aguilera Gómez

A partir de 1938, durante setenta y cinco años, los mexicanos le conferimos al 18 de marzo el valor simbólico de una victoria política frente a la prepotencia de empresas extranjeras dedicadas a la explotación petrolera en México. Era considerada como una fecha con un alto contenido patriótico, el símbolo de la defensa de la soberanía nacional, el triunfo del derecho de autodeterminación del pueblo mexicano ante la actitud desafiante del poder económico trasnacional empeñado en anular el contenido y alcance del artículo 27 constitucional, al extremo de incitar sin recato ni temor a la rebelión interna y a la invasión externa.

Esa fecha era el momento propicio para que los responsables de la administración de la empresa estatal encargada de administrar ese invaluable recurso yaciente en el subsuelo, rendían cuentas públicas de su gestión e informaban a la Nación de sus planes de expansión. A pesar de las pillerías de toda laya que rondaba su administración, los resultados fueron impresionantes: Pemex se convirtió en la empresa más importante del país, en el pilar del desarrollo industrial, en la principal fuente de ingresos y de apalancamiento financiero para el gobierno federal y en el apoyo a la economía popular pues casi sin excepción, a lo largo de esos años, los precios de venta en el mercado nacional de los combustibles estuvieron por debajo de los imperantes en el sur de los Estados Unidos.

Ahora el panorama es radicalmente diferente. Hace tres días, se recordó oficialmente esa fecha, en una modesta ceremonia en las playas de Campeche.  Los discursos oficiales fueron dedicados a reprender a los críticos de la llamada reforma energética, quienes fuimos calificados de irresponsables e  ignorantes,  de ávidos buscadores de aplausos fáciles, indiferentes a los problemas financieros de Pemex y desdeñosos de las nuevas practicas mundiales de la repartición de riesgos. Y se anunció  algo singularmente preocupante: la modernización y expansión de Pemex será de tal magnitud, que pronto estará explorando y extrayendo hidrocarburos en otras partes del mundo. ¿Por qué no en México?

Si es reconocida mundialmente la capacidad técnica de Pemex en la exploración de aguas someras. ¿porque se han licitado campos en estas zonas para la participación del capital privado? ¿Sabía usted, estimado lector que los primeros pozos exploratorios en aguas profundas y ultraprofundas–concesionados ahora a los particulares– fueron localizados y realizados por Pemex?

No se puede ocultar la realidad: se estima que Pemex ha despedido más de 35 mil trabajadores y que se encuentran sin trabajo 50 mil adicionales contratados por las empresas privadas otrora al servicio de Pemex. La desolación impera en las zonas petroleras. No se puede negar la progresiva chatarrización de Pemex, la enajenación de sus activos para cubrir los impuestos al gobierno, el declive de su patrimonio lindante en la quiebra contable, su creciente incapacidad para abastecer el mercado nacional de productos petrolíferos, su declinante calificación en el mundo bursátil internacional, el drástico descenso de las reservas probadas de hidrocarburos y el desaliento generalizado del personal de la empresa.

Cuando anunció las reformas en materia energética, la Secretaría del Ramo se comprometió que para el año 2018 se elevarían los niveles de extracción de petróleo de 2.5 millones de barriles diarios obtenidos en 2012 a 3 millones, aumento que sería atribuible a la participación de las empresas exploradoras; y que la extracción de gas natural pasaría de 5,7 millones de pies cúbicos por día a 8 millones. Como resultado de estas logros, la economía nacional crecería en los años 2017 y 2018 a un ritmo mayor al 5% anual. Tales proyecciones son obra de la capacidad imaginativa y falaz de los “genios” de las Secretaria de Energía y de Hacienda ,expertos en artimañas y engaños estadísticos.

Fue una estratagema publicitaria. En cuanto a la economía nacional, el crecimiento  ofrecido ha quedado recluido al cajón dela mendacidad. Así mismo, lejos de aumentar, la producción de crudo ha declinado sensiblemente y será imposible alcanzar las metas prometidas. Desalentados por los pobres resultados obtenidos, algunos funcionarios de la Comisión Nacional de Hidrocarburos ya patrocinan la idea de abandonar el sistema de Rondas y abrir a la libre iniciativa de los particulares las zonas de exploración a todo el país.

Frente a esta realidad preguntamos: 18 de marzo de 2107, ¿conmemoración de un triunfo histórico o convocatoria a las exequias de Pemex?

Pemex se boicotea

Standard

Al dejar de producir gas suficiente apenas cumple con algunos compromisos pactados

Se dejan de ganar hasta 1500 mdd por esa decisión fallida: ANIQ

Existe el gas en los pozos Piklis y Lakach, hay una concesión a EMI para instalar ductos, pero el proceso está siendo muy lento

1120_explosion_clorados-3

La explosión de Clorados 3 es muestra del descuido de Mexichem y de la política de abandono a la planta productiva de la Nación

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Dicen que la cuerda se rompe por lo más delgado y la economía mexicana está fracturándose al dejar de cumplir Pemex su misión social de ser respaldo de la producción industrial en la química y la petroquímica de todo el país.

El caso más sensible hoy en día es la producción y el abasto de gas natural, etano y metano a las diversas ramas de la industria, particularmente la que sigue la línea del metano y que lleva a la producción de fertilizantes, así como a cierto segmento de la producción eléctrica que usa el metano como combustible principal; y la que sigue la línea del etano y lleva a la producción de polietilenos y aromáticos.

Ambas, deberían permitir una completa suficiencia del país en toda esa gama de productos. Pero no es el caso.

A esto se adiciona la industria de la refinación, de tal manera que la conducta de Pemex y las decisiones sobre su presupuesto más parecen dirigidas a boicotear a la industria del país que a fomentar una economía sana de todo el sector de la química, la petroquímica y los combustibles.

El ingeniero químico Cleantho Leite Filho, director de comunicación de la empresa Braskem Idesa, como miembro de la Asociación Nacional de la Industria Química, señaló que Pemex Exploración y Producción “no está dando la prioridad a la producción de gas natural”. Explicó que esto lo ha señalado en múltiples ocasiones la ANIQ, pero no ha sido tomada en cuenta.

“Hay de acuerdo con nuestra asociación una falta de prioridad para el sector que agrega mucho valor a los gases.

“Agrega valor a todo el país pues compra gases que tienen un precio de 150 a 200 dólares la tonelada a fabricar productos que valen de 1000 a 1500 dólares la tonelada, tanto en las plantas de la propia paraestatal como de las empresas privadas.

“Este valor agregado significa sustitución de importaciones, generación de empleos, pago de salarios y servicios, pago de deudas e intereses pago de impuestos y de utilidades etc. es la derrama que queda en el país…” ya aclaró que en los diversos pronunciamientos de la ANIQ eso está muy claro”.

Este desabasto de gas natural pone ya en crisis a la industria química nacional, según lo el presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), Patricio Gutiérrez Fernández, quien pidió al Congreso que se respete el presupuesto para que Pemex produzca ese gas.

En este contexto de desabasto, empresas como Braskem Idesa aún no han sido afectadas: “Nos están surtiendo el volumen contratado de 66 mil barriles de petróleo diarios, bpd”, afirmó Cleantho Leite.

Pero esto no salva de la crítica a Pemex, ya que debería estar produciendo unos 150 mil bpd, que serían suficientes para todos “en realidad podrían llegar hasta 180 a 200 mil bpd” si le dieran prioridad.

 

La producción de gas natural

Algo que hace Pemex es la reinyección en los pozos que pierden presión, cosa que puede ser acertada ya que no se contamina el gas natural con nitrógeno, cosa se hizo en los últimos 15 años, pero en la actualidad se tiene ya confirmada la capacidad de producción de los campos Piklis y Lakach, ambos localizados en la proximidad de Coatzacoalcos.

Piklis fue descubierto en 2011. Pemex ya delineó el campo y espera combinar su rendimiento con el campo gasífero Lakach. La paraestatal esperaba sacar a licitación este activo durante el 2015 como parte de su plan de cesión de derechos, pero aún no lo ha hecho. Con 771 mil millones de pies cúbicos de gas, Pemex señaló que se explotará en conjunto con Kunah y su sistema de producción flotante. El plan de desarrollo de Piklis se compone de una conexión directa al sistema de producción flotante y líneas de flujo de Kunah que transportarán la producción. Desde dicho sistema, la producción combinada se transportará a través de dos ductos submarinos para enviarse a la estación de acondicionamiento de gas Lakach.

El proyecto Lakach se presentó como una opción viable para contribuir a incrementar la oferta de gas, ya que podría proporcionar hasta 400 millones de pies cúbicos diarios en su producción máxima al mercado nacional.

Sin embargo, como consecuencia de los recortes en los presupuestos de Pemex, las inversiones que se tenían estimadas para Lakach disminuirán un 42 por ciento.

Con eso han producido menos de lo que el conjunto de la industria química desearía. “No entendemos porque esa falta de prioridad dentro de la estatal, porque creemos que podrían estar surtiendo a todos y teniendo buenos retornos”, considera Cleantho Leite.

El caso es que las malas decisiones de Pemex están deteriorando tanto a la economía de la propia paraestatal, que significa el 50% de los ingresos tributarios del país, como a la industria química, cuya participación en el Producto Interno Bruto Nacional ha caído del 4.5 por ciento que tenía en 1992, hasta 1.8 por ciento por el desabasto de materias primas que son el primer paso para mantener el ritmo de crecimiento de la economía ante la demanda de productos que ronda los 32 mil millones de dólares.

 

La vida laboral en los complejos Morelos y Cangrejera

Un trabajador de Cangrejera le explicó a la Coordinadora por la Defensa de Pemex lo siguiente:

“No hay refacciones, en los complejos Morelos y Cangrejera (aunque no lo vas a creer) están poniendo “tienditas” en las áreas para vender refrescos, comida, sabritas, chicles etc. para comprar las refacciones (baleros, retenes, piezas que no son caras, lijas, cintas teflón) en mi taller hicimos una cooperativa 8 compañeros y de ahí sacamos para la pintura, cardas, piedras esmeril y lo que haga falta, la ropa y zapatos tipo industrial la compramos en el tianguis de la Pancho Villa (nuevos y usados) y con la gente que anuncia en facebook los lentes contra impacto con un fayuquero que entra a vender, los guantes y tapones para oído en las tiendas de equipo de seguridad, los mismos jefes autorizan esas tiendas porque no hay dinero para las refacciones, entre ellos hacen cooperachas para piezas más grandes y costosas.

“Las demandas que se generaron contra Pemex hace años por los cambios que hicieron al cambiar la “Petroquímica secundaria” en 2007 ” las están ganando los trabajadores en este año y se van millones en pagar los laudos a favor de ellos so pena de embargo de los abogados contra el parque vehicular de los complejos.

“El sindicato presiona a los compañeros para que firmen definitivamente en los diferentes sectores donde será de la iniciativa privada y dejen a sus amigos en lo que seguirá siendo Pemex y no peligren, hay una cacería en contra de los trabajadores que cometan el mínimo error (no traer equipo de seguridad aunque no lo estén proporcionando) uso y portación de celulares, te hacen auditorias sorpresa y si te agarran sin lentes o que tengas una sustancia en un envase sin rotular (bote de refresco) te reportan y suben a la red de Pemex tus datos y ahí ya depende como tengas relaciones en RH si no vas ‘pa fuera 8 días de castigo y si vuelven a agarrarte vas ‘pa fuera de Pemex, si te ocurre un accidente vas ‘pa fuera tú, tu cabo y tu jefe de confianza corridos de Pemex, plantas paradas, no hay contratos con limpia pública, en fin.

“Ahora Pemex hizo un programa que se llama “Pemex cuenta contigo” que es tanto para que el trabajador se haga cargo de cosas que antes no se hacía, como para chingarte (sic) en caso de que una auditoría encuentre la mínima anomalía en tu desempeño laboral, el mantenimiento a las camionetas lo hacen los propios ingenieros que las traen así que no tarda nos quedemos sin parque vehicular, están suspendiendo rutas nocturnas según porque los trabajadores no llenan los camiones y ahorrarse dinero con la cooperativa del STPRM en fin, muchas anomalías

“Ahorita la empresa sin la oposición de el STPRM hace lo que quiere con el trabajador solo los viejos trabajadores que conocemos los derechos andamos orientando a la chamacada para que no los frieguen, y se pongan pendejos con los jefes de personal.

“La cúpula sindical solo sirve para contener el descontento de los trabajadores. Desde hace mucho tiempo, perdió sus orígenes, justamente cuando encarcelaron a Joaquín Hernández Galicia.

“Hoy son socios de los privatizadores y se regodean con los mismos. Las cuotas sindicales que les cobran a lista de raya a los trabajadores, solo les sirven para sus chicles, porque la tajada de león, se da a través de los grandes negocios con particulares”.

 

 

Jugando con los Ingresos del Estado

Standard

Serán muy por debajo de los impuestos que paga Pemex, lo que afecta la viabilidad de la empresa mexicana

0921_ronda-uno

La estrategia que se sigue es la misma de siempre: deteriorar a la empresa mexicana y favorecer a la extranjera. Esto debe tener una reforma estructural

Fluvio Ruíz Alarcón

En las licitaciones de áreas exploratorias y de producción, los mínimos establecidos para la regalía adicional se han reducido tanto, que difícilmente cumplen con el mandato del artículo 26 de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos (LISH): “maximizar los ingresos del Estado para lograr el mayor beneficio para el desarrollo de largo plazo”. Esta frase constituyó la clave para que la Suprema Corte de Justicia, impidiera que la Reforma Energética fuera sometida a Consulta.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda (SHCP), responsable por Ley de fijar los términos fiscales de las licitaciones internacionales, ha hecho un manejo muy flexible de este mandato fundamental. Tan flexible que podría estar desbordando el marco de la LISH. La Cuarta Convocatoria de la Ronda Uno, actualmente en proceso, es ejemplo de lo aquí señalado.

Para esta Convocatoria, la SHCP estableció como variable de adjudicación, a la oferta de regalía adicional a la básica que establece la Ley (7.5% a los precios actuales del crudo). La Secretaría de Hacienda estableció como valores mínimos aceptables, 3.1% para las primeras cuatro áreas contractuales; y 1.9% para las restantes seis. Es decir, la suma de la regalía básica y la adicional para un operador, podría ser tan baja como 9.4% o 10.6% del valor de los hidrocarburos explotados. Muy por debajo del 65% que estaría pagando Pemex al momento en que las áreas licitadas empezaran a producir.

Por supuesto, el resultado del proceso licitatorio podría desembocar en valores mucho más elevados que los mínimos establecidos por Hacienda; como ocurrió en la Tercera Convocatoria. Sin embargo, esto significa dejar a un proceso licitatorio, lo que por Ley es responsabilidad de la SHCP. Amén de que, como también vimos en la pasada Convocatoria, tras proponer un alto valor como regalía adicional, algunos operadores se arrepintieron y el valor ofertado por el siguiente licitante, resultó sensiblemente inferior. ¿No sería mejor poner de entrada valores realmente aceptables económicamente y no simples referencias a manera de requisito administrativo?

Además, la SHCP insiste en no pedir un bono a la firma de estos contratos de licencia. Al respecto, vale la pena recordar que el artículo 6 de la LISH, señala a la letra que los contratos de licencia, como los de la Cuarta Convocatoria, establecerán un bono a la firma como contraprestación a favor del Estado. Aparentemente, la SHCP argumenta que el artículo 26 de la propia LISH, la faculta a escoger en cualquier tipo de contrato, alguna de las distintas contraprestaciones mencionadas en la propia Ley, al establecer que la “Secretaría podrá optar por incluir en cualquier Contrato cualquiera de las Contraprestaciones señaladas en esta Ley o una combinación de las mismas”.

En realidad, lo que establece el artículo 26 es la posibilidad de que en los contratos de producción o utilidad compartida, también se pueda pedir un bono a la firma. No al revés. De otra manera, no habría en la Ley una diferenciación entre las contraprestaciones de los diferentes tipos de contrato, con una obligación expresa de imponer un bono a la firma en los contratos de licencia. Simplemente habría un catálogo de contraprestaciones de entre las cuales podría escoger la SHCP, independientemente del tipo de contrato licitado. Al confundir su papel, Hacienda está jugando con los ingresos del Estado.