BP será socio incómodo de Pemex

Standard

Si se le permite, tendría licencia por cincuenta años para explotar grandes lotes de hidrocarburos pagando reducidos o nulos impuestos y con plena libertad para hacer afectaciones ambientales impunemente

Carece aún de un estudio de impacto social la posible presencia de BP en aguas profundas mexicanas

1027_grumo

Mayúsculos grumos de Crudo como este aparecieron por todas las costas mexicanas del Golfo a raíz del derrame de millones de barriles en el pozo Macondo

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

A poco más de cinco años del derrame que tuviera la empresa British Petroleum, BP, en el pozo Macondo situado en la parte norte del golfo de México, en aguas territoriales de los EU, país que tiene una exigente regulación ambiental cuando son afectados sus ciudadanos, la petrolera inglesa se ha negado a pagar los daños que ha hecho en las costas mexicanas dicho derrame, alegando que para ellos esos daños son inexistentes.

Pero el desmantelado Estado mexicano no solamente está dejando en el olvido la demanda interpuesta contra BP por la Secretaría de Relaciones Exteriores, sino que ha invitado a la petrolera BP para participar en la cuarta licitación de la ronda uno, que incluye 10 áreas contractuales que tendrán un plazo hasta de 50 años.

La demanda interpuesta por el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos ante la corte del Distrito Este de Luisiana, ingresada con el caso 2:13-cv-01441-CJB-SS Document 1 Filed 04/19/13, contra BP y otras compañías relacionadas, entre ellas Halliburton, Transocean Holdings, Anadarko, MOEX Offshore, y otras más, demuestra la irresponsabilidad y perjuicios causados por la explosión de la plataforma “Deepwater Horizon”, que laboraba en el pozo Macondo, con un tirante de agua de aproximadamente 10 mil metros.

Además del problema económico que estas asignaciones, tan extensas, por tan largo plazo y con mínimos impuestos, se refuerza la amenaza ambiental que se cierne sobre las especies vivas del Golfo.

trion

El campo Trion será asignado a empresas extranjeras, muchas de ellas como BP o Schlumberger son reconocidas por su falta de responsabilidad, tanto ambiental como social

Biólogos especialistas y abogados destacaron que hubo una investigación financiada por el gobierno mexicano y elaborada por el Instituto Nacional de Ecología, INECC, que sirvió de sustento para una demanda interpuesta por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, hoy en día el estudio, que ha sido solicitado ante el INAI, cuya negativa se basa en el argumento de que es “información reservada”, cosa incongruente ya que los temas ambientales son de orden social.

Esto es doblemente importante ante la inminente participación de BP en el patrimonio de México. La demanda interpuesta contra BP se desconoce qué situación guarda actualmente.

 

El Impacto social aún sin elaborar

Aunque la Ley de Hidrocarburos, en su capítulo V, artículos del 118 al 121, que forma parte de la reforma energética, exige a las empresas aspirantes a participar en el sector energético mexicano están obligadas a presentar estudios de impacto social y ambiental, BP no lo ha presentado.

Y no solamente carece de estos estudios para el caso de participar en la Ronda Uno, sino que además se ha burlado de los mexicanos al decir que para ellos no hay contaminación en aguas del Golfo en la zona mexicana, según declaró Olaf Carrera en una universidad privada.

Esta burla, y la negativa a indemnizar a ningún pescador del área mexicana, ni próxima ni lejana, permite adelantar lo que será la actividad de BP en la zona económica exclusiva de México.

En esto, cabe decir, debe considerarse también la poca disposición del gobierno del país para exigir al juez que lleva el caso de BP en los tribunales de Florida.

Afectación ambiental en el todo el Golfo

Como es sabido por los marinos desde tiempos inmemorables, el Golfo de México tiene diversas corrientes oceánicas y es por ello que el agua es un excelente conductor de la contaminación, lo que significa que la contaminación generada en un lugar puede llegar a otro muy distante, como sucedió con el Ixtoc en la Sonda de Campeche.

Ese petróleo derramado llegó a las costas de EU, por eso no puede negar BP que la contaminación generada por ellos en el pozo Macondo llega hasta Campeche y Yucatán.

Fueron millones de barriles de petróleo los que se derramaron pon un lapso mayor a los cinco meses, según se determina en el punto 59 de la citada demanda.

Cuando vieron que esto sucedía, utilizaron miles de galones de un dispersante llamado Corexit. “Este dispersante rompió las grandes manchas de petróleo y formó pequeñas burbujas que se precipitaron al fondo. Esa contaminación ya no era visible en la superficie, pero está en el fondo, en los sedimentos”. Y en el fondo también hay corrientes que mueven estos sedimentos a grandes distancias y tarde o temprano han de llegar a nuestro país.

 

La citada demanda demuestra una serie de deudas a organismos mexicanos, como Conagua, el Instituto Mexicano del Petróleo, la Secretaría de Marina, la Semarnat y el Instituto Nacional de Ecología, cuyos costos se elevan a 11 millones 365 mil 502.32 dólares.

En el documento se contemplan: 1. Contaminación petrolera; 2. Costos de remediación y pago de daños: 3. Negligencia grave; 4. Perjuicios a privados; 5. Perjuicios públicos; 6. Invasión; 7. Negligencia mayor.

Hasta la fecha la postura de BP es la de no pagar ni un centavo a los pescadores afectados, ni a las entidades públicas mexicanas alegando que esa contaminación no existe.

img-20160807-wa0005

Pescador muestra una placa del dispersante Corexit, altamente tóxico para la vida marina

La pesca afectada

Muchos pescadores han reportado que la pesca ha disminuido y esto, para los biólogos, es un problema ambiental de largo plazo. El estudio exhaustivo que debería efectuar el gobierno de México podría mostrar que esa contaminación está afectando o podría afectar.

El que la pesca haya disminuido es un indicador del impacto ambiental a largo plazo.

Los pescadores han enviado fotografías a biólogos y abogados que evidencian el daño ambiental por el derrame de Crudo y del dispersante Corexit, que es altamente tóxico.

Nunca antes se había derramado tanto petróleo, por lo que se desconocían los efectos a largo plazo. Unos dijeron que podría causar mutaciones o la muerte de organismos. Algo que no es natural siempre tiene impactos en la salud; por eso hay tantos casos de cáncer.

Nuestro cuerpo y el de otros organismos no están adaptados a estas sustancias extrañas y causan daño celular, tanto el petróleo como el Corexit.

Muchos camarones, aunque no se les ve la mancha, tienen sabor a petróleo. El camarón es un excelente bioindicador, ya que toma agua y se alimenta tanto de fitoplancton como de zooplancton. Es como una aspiradora y todo lo guarda en sus tejidos.

Toda la cadena alimenticia se afectó. También afecta el hecho de que las bacterias que se alimentan de petróleo consumen gran cantidad de oxígeno, por lo que muchos organismos mueren afectados de hipoxia.

Hoy todavía está a tiempo el gobierno mexicano para hacer valer los derechos ambientales y sociales a fin de poner un freno a BP y otras empresas depredadoras e irresponsables con estos derechos. La opción de prevenir daños por los 50 años por venir está en manos de los actuales funcionarios. ¿Responderán a los intereses de la Nación o a su dolosa mansedumbre?

 

BP continúa sin compensar daño ambiental a México

Standard

La petrolera British Petroleum que derramó millones de barriles de crudo el 20 de abril de 2010, causando daño a los ecosistemas costeros del golfo, hasta la fecha sigue sin cubrir las afectaciones a los mexicanos

Paisaje en la isla Gato, donde se han encontrado más afectaciones ambientales derivadas del derrame de 2010

Paisaje en la isla Gato, donde se han encontrado más afectaciones ambientales derivadas del derrame de 2010

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

El derrame de crudo del pozo “Macondo” perforado por la plataforma Deep Waters Horizon (DWH) de la petrolera British Petroleum, BP, en el golfo de México se considera que fue de más de 4 millones de barriles y ha recibido sanciones multimillonarias que reclama la ley de penalizaciones a los cuerpos de agua limpia en los Estados Unidos.

Además de los más de 4 millones de barriles de petróleo se considera que arrojó millones de toneladas de dispersante, altamente tóxico, y que fueron vertidas al mar. Todo esto ha exigido el pago de severas multas marcadas en la Oil Pollution Act (OPA) de 1990.

Enormes grumos de petróleo y dispersantes han afectado el medio marino en la costa del golfo

Enormes grumos de petróleo y dispersantes han afectado el medio marino en la costa del golfo

Aunque la discusión jurídica sigue en los EU, para México, indebidamente, ni siquiera se ha planteado la posibilidad de construir acuerdos que se conviertan en compensaciones económicas para las personas afectadas, como los pescadores mexicanos perjudicados. Tampoco se han tenido las actividades de evaluación y seguimiento de las afectaciones costeras.

Demandas interpuestas tanto por el gobierno federal de México como de los estados costeros, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Quintana Roo, así como de los diversos grupos de pescadores afectados, entabladas en tiempo y forma y con el respaldo jurídico del bufete Polanco Abogados, que ha contratado a diversos litigantes de EU, Ezequiel Reyna Jr., Mitch Toups y otros, para representar a miles de pescadores ante las cortes de Luisiana.

Por lo anterior se estima que este caso, que ya está ante el juez Carl J Barbier, quien ha rechazado las peticiones de BP para impedir que los pescadores y otras personas de escasos recursos económicos sean tomadas en cuenta y sea BP la que sufrague los gastos para probar que las peticiones de estas personas carecen de fundamento.

Los perjuicios a la salud de los ecosistemas del golfo están siendo cada vez más notorios después ya de cinco años

Los perjuicios a la salud de los ecosistemas del golfo están siendo cada vez más notorios después ya de cinco años

Es el caso que, con el número MDL–2179, han surgido innumerables multas y obligaciones que BP tiene que cubrir con diversos afectados que interpusieron sus demandas en tiempo y forma. Se estima que cerca de 900 mil personas en EU han entablado querellas, en tanto que en México tan sólo se cuentan cerca de 50 mil.

Desafortunadamente, el Cinvestav del Politécnico Nacional o la Universidad Nacional han carecido de los recursos necesarios para hacer acopio de datos que permitan identificar los daños al medio ambiente y las especies de flora y fauna marina afectadas por el derrame en aguas profundas, cuyas consecuencias han sido nocivas para la vida marina de toda la cuenca del golfo de México que comparten varios países entre los que destacan EU, Cuba y México.

Para hacer comparaciones: en los EU se han realizado cerca de 300 cruceros oceanográficos desde 2010 en tanto que en México la cifra tan solo asciende a 10 cruceros de este tipo.

Cabe decir que en EU se aplica una ley que, cuando el demandante que entable un litigio contra una empresa, pero carece de recursos como para aportar estudios y pruebas que sean costosos, es la empresa demandada la que debe aportar las pruebas que demuestren que no causó el daño ambiental.

Pescadores reclamarán

Los pescadores a lo largo de la costa del golfo, desde Holbox en Quintana Roo hasta Tampico en Tamaulipas se han organizado y suman ya más de 25 mil cabezas de familia afectadas que se manifestarán en diversas ciudades el próximo 20 de abril.

La posibilidad de éxito de estas gestiones para los pescadores que entablaron sus demandas en tiempo y forma es muy grande.

La negligencia de BP está siendo un factor para el deterioro no sólo del medio ambiente marino de la cuenca del golfo, sino de la economía de toda la región y se está afectando la salud de los ecosistemas.

El perjuicio a la salud de un medio ambiente afectado no se limita a las aves del delta del Misisipi y a las playas de toda la región.

Las afectaciones, correctamente documentadas por las diversas instituciones en los EU, permiten demostrar que toda la cuenca marina fue alterada por el derrame y que British Petroleum está obligada a remediar el daño, a pagar multas por el perjuicio irreparable, la afectación a las unidades económicas, como las de los pescadores y las del turismo de playa y a cumplir con las regulaciones internacionales al respecto.

La negativa de BP para cubrir los compromisos ambientales con México y con los estados del golfo, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Quintana Roo puede resultar tan costosa para BP como lo ha sido el perjuicio ambiental a las costas de los estados del golfo en EU, aún cuando algunos litigios establecidos por entidades hayan fracasado.

No obstante, ante las oportunidades que se abren con la reforma energética en México, BP desea participar en las asignaciones petroleras de la ronda uno, pero antes deberá demostrar que su operación es limpia, libre de impactos ambientales y sociales y esto todavía han omitido hacerlo, cosa que ya pone en cierto entredicho a la empresa BP.

Ubicación de la isla Gato

Ubicación de la isla Gato