Una elección angustiosa

Standard

El sistema sondea lo que puede ser la próxima elección presidencial

0605_victor_carranza-3

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Esta elección municipal en el estado de Veracruz tiene, además del valor municipal, un valor simbólico para el sistema político mexicano. La entidad jarocha, fuertemente golpeada por los vicios y males del sistema parece haberse dado cuenta de lo mucho que ha perdido en los años más recientes y desea un cambio real que vaya más allá de los membretes de partidos.

Municipios como Coatzacoalcos, Xalapa o Agua Dulce han mostrado ya por tres veces consecutivas su firme decisión para optar por una mejor oferta política que la ofrecida por los partidos tradicionales, enlodados por las reformas que aprobaron sin ver los intereses de la nación.

Esto también ha provocado una guerra sucia que ha hecho uso de las más viles y crudas estrategias que, aún siendo ilícitas, el Organismo Político Local Electoral, OPLE, no ha podido sancionar, mucho porque se sospecha que nacen de la mentalidad del Ejecutivo actual, heredero de las estrategias de Diego Fernández de Ceballos y otro poco porque no se ha podido probar ese origen de manera contundente.

Son claras las fallas de los partidos que, desde el conocido “pacto por México” han encaminado la economía veracruzana y nacional rumbo al desfiladero. Toda la riqueza petrolera pasa a manos de empresas privadas –la mayor parte extranjeras– y los aspectos positivos de las nombradas reformas –como la regulación del impacto social y ambiental– escasamente se ha aplicado en un sistema definido por la impunidad.

Esto último es lo que desea cambiar el ciudadano al que se le ha dirigido toda una campaña de desprestigio, por un lado basada en la compra de políticos anteriormente definidos como deshonestos y por el otro en la calumnia. Pero los ciudadanos, en su mayoría, prefieren realizar su esperanza.

En esto se ha aprovechado a inconformes que omiten reconocer su ambición de poder y solapan su inmadurez política en la crítica sin fundamento a la que buscan asideros en cosas donde no las hay.

El candidato por Coatzacoalcos ha sido blanco de todas estas descargas emocionales y ha tenido la madurez para mostrarse indiferente, lo que le abona puntos a su capacidad como gobernante.

Al entrevistar a Víctor Carranza Rosaldo, candidato electo con más de 45 mil 500 votos, dijo, de manera sencilla, que la fórmula que ha aplicado es la de escuchar lo que quieren y piden los ciudadanos, ese aprender a escuchar le ha llevado a ser electo.

Su equipo de trabajo lo integran jóvenes con las mejores intenciones y que al paso de las elecciones son las que han hecho a MORENA en Coatzacoalcos gracias a su activa confianza. Participa también un político con ideología y que ha sido luchador a lo largo de muchos años de esfuerzo de la izquierda. También de los auténticos fundadores de este partido. Otras muchas personas más, diversas y de orígenes diversos compondrán el ayuntamiento de Coatzacoalcos.

MORENA obtiene 6 regidurías, además de la presidencia y la sindicatura; El PRI 4 regidurías; el PAN–PRD 2 regidurías; el Nueva Alianza 1.

Con esta composición, las decisiones internas del cabildo le serán fáciles a este ayuntamiento. Lo que deben exigir los ciudadanos es que cumpla con las condiciones ofrecidas: cabildo abierto, transparencia y combate a la impunidad.

Ahora la responsabilidad será del ciudadano para ejercer su derecho y velar por un buen gobierno. Con este cabildo será escuchado. Muy importante, el 48.1660% de los ciudadanos votó, si ese porcentaje gestionara ante el ayuntamiento se conseguiría un muy buen gobierno.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s