¿A dónde va Coatzacoalcos?

Standard

La disyuntiva es saber si las mayorías empobrecidas votarán por su opresor o por una opción nueva, que por lo menos es una alternativa que ya preocupa a los jerarcas del poder

0325_Pobreza_Guerrero-12

La miseria es producida por el mal gobierno, las empresas trasnacionales y las centrales obreras como la CTM. Les sirve para comprar el voto con dádivas

Plano Inclinado

Javier Pulido Biosca

La dualidad que caracteriza la política se presenta de manera evidente en Coatzacoalcos para permitir ver, casi con precisión, lo que puede pasar en el cambio de poder municipal.

La inconformidad que tiene la totalidad de los habitantes de este municipio sureño con las malas decisiones económicas tomadas por los diferentes niveles de gobierno en los últimos cuatro años, aunada con las fechorías impunes del gobernador Duarte de Ochoa, a la vez que por su sucesor Yunes Linares dejan sin voz a los partidos que han compartido –como cómplices– esta debacle: PRI–Verde; PAN y PRD.

Esto, de manera lógica, le ha dado ya dos triunfos a MORENA, tanto en la diputación federal como en la local, pero lo delicado es saber si en la elección municipal este partido novel logrará vencer a los reyes de la deshonestidad o la fuerza de los intereses creados será la triunfadora a través del PRIAN–PRD–Verde.

Ya los diversos grupos de interés económico en Coatzacoalcos tomaron sus decisiones y comenzaron a trabajar desde hace cerca de un año, unos desprestigiando a MORENA mediante personas cercanas al partido para que difundieran la idea de que había un completo autoritarismo en el instituto político, como si en los demás partidos no se tomaran las decisiones desde la cúpula y no se hiciera en base a los intereses del partido mismo. Así, aparecieron detractores de diversa índole, en todos los casos financiados por figuras de poder de sus circunscripciones, invariablemente ligados al PRI.

Así apareció una campaña de desprestigio desde dentro del mismo partido (financiada desde fuera) y la doble cara se mostró para afectar a los ingenuos. Pero hubo voces sensatas, como el que dijo “mira, yo podría no creer que Andrés Manuel fuera la salvación de México, puedo pensar que el partido tiene muchos defectos, pero definitivamente las alternativas que ofrece el PRIAN y sus aliados son más de lo mismo que ya ha perjudicado mucho al país, por eso mi preferencia es para MORENA y por eso trabajo para su triunfo”.

Por su parte, el PRIAN ya no puede soslayar que representa a los mismos intereses con dos escudos distintos, uno azul y otro tricolor. Así que en Coatzacoalcos sacaron del blanquiazul a los auténticos militantes, como al doctor Alfredo Pfinder o a personas como Tomás Domínguez y otros más que merecen el respeto que se tiene por las personas congruentes con sus ideas políticas.

Colocaron al priista Jesús Moreno, que llega con todos los vicios de su tricolor y ofrece reducidas huestes de empobrecidos incondicionales pretendiendo llamar la atención de cierto público y de una prensa acostumbrada al aplauso de quien se los pague.

Los “rojos”

Por su parte el tricolor, responsable del empobrecimiento del trabajador, de la impunidad y el malbaratar los bienes de la Nación, coloca como su candidato al símbolo de toda esa escoria, que se disfraza de bondadoso asistencialista y “regala” despensas, consultas médicas, medicamentos y que tiene la desvergüenza de bautizar a su salón sede con el nombre de su padre, adicionado de un “Don” que nunca tuvo y construir farmacias con el nombre de la madre, al que también adicionó de una “Doña” para que las huestes de miserables les llamen desde su servilismo convenenciero.

Así, vemos a un titipuchal de miserables convenencieros a corto plazo que olvidan que la CTM es el principal factor del empobrecimiento del trabajador y que sus prácticas son las más sucias y deshonestas y que por algo se dedican a dar lo que han saqueado de las familias de los trabajadores. ¿Qué harían si tuvieran acceso al muy jugoso presupuesto municipal?

Las respuestas todos las sabemos. No hace falta explicitarlas.

Ante esta situación es fácil ver los escenarios:

  1. A) El PAN–PRD podría tener alguna presencia si lanzan como candidato a Alfredo Pfinder, si dejan al priista “Chucho” Moreno, la votación la reducirán, ya que los panistas de verdad se abstendrán y los priistas de verdad se mantendrán con su partido.
  2. B) El PRI tendrá su voto duro, o lo que queda de éste, con todas las gentes en la miseria, oportunistas y ciegas, que ven a su candidato como quieren verlo y no por lo que representa en realidad.
  3. C) MORENA podría ganar si la gente sale a votar, porque el voto duro de este partido está en la gente que es consciente de que las cosas pueden cambiar y que –digan lo que sea los detractores internos– la opción de un mejor gobierno hasta ahora la ofrece esta agrupación política.

Ya es tiempo de que Coatzacoalcos sea bien gobernado y la oportunidad la tiene Víctor Carranza Rosaldo, quien sabe que si gobierna bien, la alcaldía será para MORENA por muchos años, pero si gobierna mal esta sería la primera y última vez que ocupe la alcaldía de Coatzacoalcos.

Advertisements

One thought on “¿A dónde va Coatzacoalcos?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s