Peña cancela a Trump

Standard

Es el primer acto de aparente dignidad del mandatario mexicano, acción de verdadera obediencia al sentir mexicano

“Hago lo que necesitan los ciudadanos americanos, defiendo su trabajo y sus ingresos, que es lo que deberían hacer todos los presidentes en sus países”: D.Trump

0126_mensaje_epn-1

Los mexicanos quisiéramos ver en el presidente a algo más digno que un sirviente bajo la bota del imperio del dólar

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

En un acto que parece ser la primera vez en que el mandatario mexicano actúa con dignidad ante el imperio del dólar, Enrique Peña Nieto cancela la reunión con Donald Trump por alguna molestia que se generó cuando el estadounidense insistió que debe ser construido un muro fronterizo y deberá ser pagado por el gobierno mexicano.

Las redes sociales se han volcado en denostar con emociones meramente viscerales el actuar del vecino del norte sin poner la vista en las razones que puede tener para tomar las medidas que toma y que, lejos de ser impopulares en su país, son avaladas por buena parte de los congresistas y por los electores.

 

¿Qué pasa con la postura de Trump?

En un discurso ante el Congreso de los EU, Trump puntualizó en cosa de 15 minutos el programa político al que responde y dio las razones para tomar la decisión de que el muro con México sea construido y pagado por el gobierno de México.

“Hago lo que necesitan los ciudadanos americanos, defiendo su trabajo y sus ingresos, que es lo que deberían hacer todos los presidentes en sus países”

El principal argumento es la defensa del salario en EU, que ha sido derrumbado por los trabajadores indocumentados que ingresan a ese país desde la frontera con México, país que ha carecido de estímulos para que los trabajadores mexicanos laboren con dignidad en el país.

En México el salario es de hambre, ya que con 80.00 pesos diarios es imposible la supervivencia y, aunque el salario mínimo en EU varía según el estado de la Unión, el más bajo ronda los 8.00 dólares la hora, lo que significa 160 pesos por hora. Una jornada de 8 horas al día representa un ingreso de, por lo menos, 1 280.00 pesos diarios.

El trabajador indocumentado recibe mucho menos que esto, lo que empuja a la baja los salarios del trabajador estadounidense y esa es la razón por la que están cerrando la frontera, con la certeza de que los trabajadores baratos quedarán al sur del Río Bravo.

Pero hay otra faceta de lo mismo: las empresas que opten por trabajar en EU pagarán menos impuestos, porque así están generando empleos y robusteciendo su economía.

Claro, hay otros dos temas que son realmente sujetos de controversia: el tema de la seguridad y el de la regulación a la producción petrolera, particularmente tango el gas de lutitas como el crudo asociado en capas de lutitas y, como la cereza del pastel, la producción de carbón natural. Estos temas los dejaremos para otra ocasión.

 

El criticado muro

Es innegable que la gran parte de los migrantes que llegan a EU pasan por la frontera con México, tanto los que vienen de otros países al sur de continente como la inmensa cantidad de trabajadores que expulsa México dadas las insostenibles condiciones salariales.

Es tan elevada la cantidad de trabajadores que expulsa México que la principal fuente de divisas del país son las remesas que éstos envían a sus familias, cantidad que mensualmente está por arriba de los ingresos por turismo o por venta de petróleo.

¿Y quién falla en esto? Definitivamente no es Trump, sino las malas política salariales que tiene el gobierno de México. ¿Usted cree que esos trabajadores arriesgarían la vida viviendo en un país que les es completamente hostil si en México pudieran tener un ingreso mínimo de por lo menos 6 mil pesos al mes?

Y son definitivamente los empresarios que maquilan en México y venden en los EU los que aprovechan esta condición de explotación del mexicano. Esas empresas deben pagar impuestos a México por el mal salario que pagan y deben pagar impuestos a EU por perjudicar al trabajador de aquél país.

México ha fortalecido con su banca de fomento a innumerables empresas extranjeras, como es el caso de Braskem en Nanchital, pero no se muestra capaz de fortalecer a las empresas mexicanas para hacer las mismas producciones, como el caso de IDESA, que tiene el prestigio, la capacidad técnica y es mexicana, para producir polietileno.

Se han gastado infinitas cantidades de dinero público para apoyar a empresas privadas extranjeras, que aprovechan los bajos salarios mexicanos. Se ha mantenido en la miseria al trabajador mexicano, al grado que se ven forzados a emigrar en pos de un trabajo digno.

¿Quién debe entonces pagar el muro de los migrantes? ¡Por supuesto que los mexicanos! Será el mejor aprendizaje para tener salarios dignos en el país a fin de que no se expulse la mano de obra. ¿Le duele a los maquiladores? Eso es lo que busca Trump. La salida para México no será fácil, pero no es la maquila explotadora del trabajador la solución, ni un Tratado de Libre Comercio que privilegia esta maquila.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s