Delitos en torno al Yuribia

Standard

Persiste Yunes en el ilegal ocultamiento de información

0118_armas-9

Escenifican el gobernador y los comandantes de la zona militar el teatro para desarmar al pueblo.

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Cada vez que, con el pretexto de un supuesto convenio no cumplido entre el estado de Veracruz y los grupos de presión que dicen representar a los pobladores de Tatahuicapan, el agua potable de Coatzacoalcos es secuestrada, dañando la salud y el bienestar de los habitantes.

La indignación hace perder la frialdad de la mente y los habitantes truenan unos contra un gobierno incapaz de cumplir y otros contra los lugareños que tampoco tienen la capacidad de gestionar frente al gobierno, sino que afectan la salud de los habitantes de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, ajenos tanto a las malas decisiones del gobierno de Veracruz como a las incapacidades de gestión de los grupos de presión en Tatahuicapan.

Pero ambas partes, el gobierno de Veracruz y el grupo de presión de Tatahuicapan, comparten el mismo delito: hacen acuerdos sobre recursos públicos, como es el agua y los dineros de erario público de Veracruz, sin que medie escrito público alguno.

No se trata de acuerdos “en lo oscurito”, sino de delitos contra de las leyes de transparencia, ya que estos convenios no caen dentro de los supuestos del Capítulo Cuarto de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información para el estado de Veracruz, por lo que deben darse a conocer públicamente, ya sea por la oficina del gobernador o por la de los grupos de presión de Tatahuicapan.

A pesar de esto, fueron infaustas las declaraciones del que ocupa la oficina principal del palacio de gobierno de Veracruz, mostrando así su poca calidad de estadista y su incapacidad para gobernar Veracruz, al calumniar con infundios a la diputada de MORENA que representa ese distrito, aunque ningún vínculo tenga con esos grupos de presión que, cosa peculiar, pertenecen al PRI o al PRD, aliado del PAN que mal gobierna Veracruz.

 

Aprovecha MAYL para denostar a los ayuntamientos

Con el pretexto de buscar un ahorro significativo en los ayuntamientos grandes, el gobernador de Veracruz busca recortar los presupuestos en los ayuntamientos con la estrategia de recortar el número de regidores que llegan ahí como representación proporcional de los votos que los partidos obtienen en la elección municipal.

El ataque es subjetivo y tiene color político, ya que los que se oponen a esta medida, que violaría la representación proporcional de las minorías políticas, son dos partidos, el PRI y MORENA, y Yunes quiere imponer esa postura para canalizar dinero público hacia la campaña panista en los municipios de Veracruz y principalmente en Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Agua Dulce y Nanchital, donde los ciudadanos no desean un gobierno panista.

 

Miente Yunes Linares: Morena

Ante la insistente mentira del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, de seguir involucrando a Morena en la toma de la presa Yuribia, la representación del partido Morena en el congreso local, sostuvo reiteradamente la irresponsabilidad del ejecutivo de acusar sin sustento como una acción político electoral.

En principio, no tuvo la calidad moral de ofrecer una disculpa pública ante los medios de comunicación por el señalamiento directo contra la diputada local, Rocío Pérez Pérez, quien se deslindó de esos hechos y demostró estar en su actividad legislativa, y no en el municipio de Tatahuicapan como lo afirmó en su momento el ejecutivo.

Incluso, la propia coordinadora de Morena en el Congreso la Unión, Rocío Nahle García, quien calificó de “porro” a Yunes Linares, lo exhortó a actuar con apego a derecho contra los que hayan violentado la ley con la toma de la presa Yuribia, sea quien sea.

En su insistente mentira contra Morena, reconoció que la problemática social de la presa Yuribia, es un asunto añejo, propio de los grupos sociales que reclaman obra pública y atención gubernamental, mientras que el partido Morena apenas tiene dos años de presencia partidista en esa zona serrana.

En ese sentido, Morena manifiesta que no está involucrado en ese acción social de los habitantes de Tatahuicapan, y exige al gobernador que actué con responsabilidad y prontitud en la exigencia de apoyos en obras y servicios que reclaman los ciudadanos de esos municipios marginados y olvidados.

Por último, en el municipio de Agua Dulce, donde el caos resultó mayúsculo, Yunes Linares fue omiso del vandalismo y saqueo que promovió el gobierno federal en complicidad con él, para desacreditar la protesta social del gasolinazo, hasta que una llamada de la Coordinadora de Morena, Rocío Nahle, a Miguel Ángel Osorio Chong para que interviniera la fuerza federal en el lugar del conflicto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s