Convirtieron a Coatzacoalcos en un infierno

Standard

Al paro de transportistas le sumaron el saqueo y la toma del acueducto Yuribia

0106_dipepsaqueo

Saquearon, con violencia, las tiendas del sur de Veracruz para que se olvide la inconformidad con una reforma energética fallida

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Cambiaron la protesta por la violencia estructural de una reforma energética fallida por la violencia aparente del saqueo y los disparos.

A los operadores que catalizan la inconformidad social para convertirla en terror se les ha pasado la mano en Coatzacoalcos y el sur de Veracruz. No sólo tomaron a las organizaciones de transportistas para que causaran problemas a las miles de personas que requieren de moverse para trabajar, o para atender urgencias, sino que llamaron a sus porros de las diversas organizaciones a su servicio para que amedrentaran a los pobladores efectuando saqueos en negocios, perjudicando sobre todo al pequeño comercio.

Y para columbrar, dieron órdenes para que esos que dicen representar a los ejidatarios de Tatahuicapan y con los que nunca se ha sabido el tipo de convenio que tienen con el gobierno, ya que nada hay escrito del asunto que debiera ser totalmente transparente y que afecta a cerca de un millón de pobladores en total.

Ahora reclaman cerca de 2.5 millones de pesos en efectivo, sin explicar el uso que le darán a ese recurso público y sin que medie proyecto económico alguno. En otras palabras: tiene toda la apariencia de ser una extorsión.

Y como estos extorsionadores tienen secuestrado un recurso público federal, como es el agua potable, el gobierno de Veracruz tiene la obligación de usar la fuerza pública para desalojar a estos extorsionadores.

Hace dos años, cuando estos sujetos hicieron las mismas presiones, parecían tener cierta razón, ya que los operadores del gobierno fueron a hostilizarlos y a pisotear la mesa de negociaciones. Hoy es distinto, estos que se dicen representantes de los ejidatarios quieren un dinero a cambio de nada, ni siquiera media un convenio escrito de fecha anterior o un proyecto de inversión para un dinero público que no se cree que llegue a todos los ejidatarios, sino a estos operadores encargados de hacer la vida difícil a los habitantes de Coatzacoalcos.

 

Lo que ha sucedido es que el mar de fondo de una reforma energética fallida y de una injustificada alza al impuesto de las gasolinas, cosas por las que está profundamente indignada la ciudadanía del sur de Veracruz, pasen a un segundo plano con estas infamantes estrategias para la manipulación de las masas.

Pero los saqueos pararán, el Yuribia se abrirá y la inconformidad seguirá y crecerá y los resultados se verán más temprano que tarde, porque el pueblo mexicano aguanta hasta que llega al grado de reventar sin medida ni dirección.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s