Mejor uso merece el teatro de Coatzacoalcos

Standard

 

Siendo una instalación pública, financiada con dinero público, sólo es usado con fines de lucro

1014_semesienta

Teatro del más corriente en las instalaciones de lujo de Coatzacoalcos.

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Cuando el entonces gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, construyó con dinero del pueblo de Veracruz el teatro de la ciudad de Coatzacoalcos, obra magnífica del arquitecto Abraham Zabludovsky, se vislumbró que fuera administrada por un patronato que obtuviera recursos para su manutención.

Y esto es correcto, ¿cómo si no se podrían cubrir los gastos de aire acondicionado, reparación de goteras, limpieza de muros y cristales y la nómina que esto representa?

Pero la función de allegar recursos se pasa de la medida y resulta meramente lucrativa, muestra de esto es la completa ausencia de actividades de difusión cultural que lleguen gratuitamente al pueblo al que se deben.

Pasa todo lo contrario, se presenta una colección de “obras” denigrantes, que pertenecen a la más baja calidad de teatro que hay en el país. Con el pretexto de que “al público le gusta”, le endilgan a la gente las peores chatarras teatrales, como la obra llamada “La Semesienta”, ruda obra con la peor calidad que puede tener el teatro.

Desencantados dobles sentidos, como el del título de la obra de marras, que restan ese ingenio que debe caracterizar a la auténtica picardía y doble sentido, ya sea en México, en Cuba o en España.

No obstante la baja calidad de este evento, los precios van de los 630 pesos en luneta a los 330 en el segundo nivel. Si pensamos en los 1800 lugares que tiene esta instalación pública, el ingreso promedio será de 864 mil pesos, nada despreciable para el mantenimiento de las instalaciones públicas del teatro de la ciudad de Coatzacoalcos. Nómina, mantenimiento y pagos de insumos se pagarían con la décima parte de esto. Entonces ¿a dónde va el dinero?

 

El sentido educativo

Ni duda cabe que las instalaciones públicas deben tener un uso educacional. Servir para la presentación de orquestas, como sería la Sinfónica de Xalapa o alguna de las de la Universidad. El teatro de calidad, como hay tantas obras en la producción de las universidades, tanto de Veracruz como de México.

Si el público llega a conocer estas obras le gustarán, pero si sólo se le dan obras chatarra del teatro de vodevil, ¿cómo se espera que le guste otra cosa? El teatro de carpa, como el de “La Semesienta” puede presentarse en carpas o galpones, o en otro lugar que no sea una instalación pública.

De todas formas tiene derecho de existir y la libertad de expresión lo garantiza, pero esté donde está le llegará público, así de deformado está el gusto de nuestra gente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s