Paz en un Coatzacoalcos sin respeto

Standard

La “cultura” y el “arte” disfrazan la falta de obediencia a la ley y protección a la naturaleza

0926_4-pelicanos-1

Parte de la zona devastada frente a la Casa de “Cultura”

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

En días pasados la dirección de la Casa de Cultura de Coatzacoalcos mostró su capacidad de violencia y la falta de respeto a la naturaleza al talar parte de la masa foliar de pinos, con un pretexto que puede considerarse infantil y anodino, decir que los excrementos de los pelícanos que se refugiaban en esos árboles “manchan” a los autos que se estacionan bajo su sombra.

Con esto, el ayuntamiento viola el Artículo 122, numeral V de la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Veracruz, que a la letra dice “Los municipios, en el ámbito de sus competencias, se encargarán de la protección y preservación de los árboles y otras especies de flora, que se encuentren en áreas verdes de propiedad pública o privada, dentro de la zona urbana.”

Con lo anterior se hace acreedor de una sanción que se establece, según dicha ley, a una “multa de cincuenta a veinte mil días de salario mínimo general vigente en la capital del estado”.

Como en este caso, la Casa de Cultura está afectando tanto la masa foliar, los árboles, como a una especie endémica, los pelícanos, la multa debe cuantificarse en la tasa más alta, 20 mil días de salario mínimo general cifra que llega por arriba de 1 millón 400 mil pesos.

El caso es especial, pues quienes practicaron la tala fueron trabajadores a cargo del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, por lo que los ciudadanos afectados (es decir todos los pobladores de Coatzacoalcos), pueden demandar ante el juzgado de lo Contencioso Administrativo.

No hay ningún estudio que haya podido exhibir la dirección de la Casa de Cultura determinando las condiciones de los pino devastados, ya que la hubieran mostrado al ser cuestionados por algunos reporteros.

Tampoco es el camino el de pedir la renuncia del personal a cargo, sino exigir el pago de la multa y la reposición de la masa foliar devastada, que debe ser cuantificada por una institución dedicada a la protección ambiental.

Y la pregunta siempre es: ¿qué clase de cultura privilegia la violencia, en este caso contra los seres vivos del entorno ambiental?

Esa pregunta se la tendrán que hacer los que prefieren el calentamiento global antes que ver manchados sus vehículos.

Advertisements

One thought on “Paz en un Coatzacoalcos sin respeto

  1. Martín Rodriguez Cabrera

    Buen artículo como siempre Lic. Biosca. Quiero añadir algo más; Esos HDSPM, ¿No tuvieron un “dinerito” para construir un Techado para el estacionamiento, cuando menos en el área de donde se encontraban los pinos, y si, se estacionan en las orillas de las banquetas, algunos. Bien he dicho, los dueños de casas de la cultura de la zona sur, son unos tuertos casi ciegos guiando a otros. Son exhibicionistas, vedettes, lame h del poder en turno.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s