Firmas navieras decaen

Standard

En el segundo trimestre del año y por efecto de una sobreoferta

0825_Container_Vessel_MS_E.R._Shanghai

Sobreoferta de contenedores afecta a los grandes transportistas

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

La calificadora de riesgos Moody’s analiza los resultados que proporcionan las dos mayores empresas navieras y destaca que durante el resto del año se contempla que las tarifas de carga seguirán teniendo bajas, con la consecuente reducción de los rendimientos de estas empresas.

El pasado 12 de agosto la Línea Maersk, propiedad de A.P. Møller-Mærsk A/S, con calificación Baa1 estable, reportó una caída anual del 63% en la EBITDA del segundo trimestre de 2016, así como un desplome de las tarifas de carga del 24%, aunadas a un 6.9% de incremento en los volúmenes.

Dos días antes, Hapag-Lloyd AG, con calificación B2 estable, reportó un 65% de desplome anual en el segundo trimestre de 2016 de su EBITDA, además de un deslizamiento del 2.7% en los volúmenes y una caída del 19.4% en las tarifas de carga.

Estos débiles resultados en el segundo trimestre del año son negativos para la calificación crediticia de Maersk, el mayor fletero de contenedores y para Hapag Lloyd debido a que la industria de los contenedores continúa presionada por el anémico crecimiento en el comercio global y la amplia sobrecapacidad de la flotilla existente.

 

0824_Trade

 

Moody’s considera que el comercio global podría crecer un 2.6% este año y del 3.0% el siguiente año, arriba del crecimiento de tan solo el 1.6% en 2015 (ver gráfica). Al mismo tiempo, la flota global de contenedores está excedida en aproximadamente 20 millones de TEUs, con más de 2.5 millones de TEUs programados para su entrega dentro de los próximos tres años.

Estos factores generan una presión negativa sobre los precios de la carga. Aunque la industria naviera ha respondido a la sobrecapacidad limitando las nuevas órdenes a incrementando el desguace y las rutas en vacío, la demanda de este desbalance persiste.

Desde fines de 2015, la línea de producción de nuevas embarcaciones se ha reducido a 423 buques desde los 452, lo que significa que se pasa a 3.4 millones de TEUs desde los 3.7 millones que había en 2015, según la consultora Drewry Shipping Consultants Ltd.

También los buques desguazados o inutilizados se han incrementado más del doble en los últimos dos años. De todas formas, Moody’s considera que la oferta continuará excediendo la demanda en el balance de 2016.

Si las condiciones de la industria persisten y las tarifas de carga siguen presionadas en el siguiente trimestre, con pocos signos claros de mejoría, la calificación de Hapag-Lloyd’s podría ser afectada negativamente. Por su parte Maersk Line también ha reducido costos y sus otras líneas de negocio: petróleo, perforación, servicios de terminales y de envíos han sido rentables en el trimestre, pero los bajos precios del crudo y la resultante débil demanda de otras industrias participantes reducen las expectativas.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s