BM eleva sus previsiones al precio del crudo

Standard

Se ha registrado un alza del precio del petróleo debido a las perturbaciones de la oferta y a una fuerte demanda de este recurso en el segundo trimestre

DOS OPERARIOS INDONESIOS DESCARGAN BARRILES CON PETROLEO

Operarios indonesios descargan barriles cargados de petróleo de la compañía Pertamina en el puerto de Yakarta, Indonesia. La compañía estatal indonesia de gas y petróleo Pertamina reajustó los objetivos de beneficios anuales de 1.85 miles de millones de euros a 2 mil millones de euros. El gobierno recibirá probablemente 882 millones de euros del dividendo de este año, a pesar de los 1.3 miles de millones fijados inicialmente, según informaron fuentes del Ministerio para Empresas Estatales.

WASHINGTON, EU

Comunicado

El Banco Mundial eleva sus previsiones sobre el precio del petróleo crudo en 2016 a 43 dólares por barril, en comparación con 41 dólares por barril, debido a interrupciones de la oferta y a una sólida demanda en el segundo trimestre.

El precio del petróleo aumentó el 37 % en el segundo trimestre de 2016 debido a perturbaciones de la oferta, en particular por los incendios ocurridos en Canadá y el sabotaje contra la infraestructura petrolera en Nigeria. Las previsiones revisadas aparecen en el último informe del Banco Mundial titulado Commodity Markets Outlook (Perspectivas de los Mercados de Productos Básicos) y tienen cuenta un reciente debilitamiento de la demanda y la recuperación de la oferta que en parte había sufrido perturbaciones.

“Prevemos que el precio del petróleo será ligeramente más alto en el segundo semestre de 2016 al disminuir el exceso de oferta en el mercado del petróleo”, afirmó John Baffes, economista principal y autor principal de Commodity Markets Outlook. “Empero, las existencias siguen siendo muy altas y tardarán algún tiempo en ser utilizadas”.

Pese a la recuperación del precio del petróleo y de muchos otros productos básicos en el segundo trimestre de 2016, se prevé que la mayoría de los índices de precios de los productos básicos seguidos por el Banco Mundial disminuirá este año. Esta tendencia se debe a la persistencia del aumento de la oferta, y en el caso de los productos básicos industriales —que comprenden la energía, los metales y las materias primas agrícolas—, a las perspectivas de crecimiento débil en los mercados emergentes y las economías en desarrollo. Sin embargo, según las proyecciones, la mayor parte de la disminución será menor de lo previsto en las perspectivas de abril.

Se prevé que el precio de la energía —que comprende el petróleo, el gas natural y el carbón— bajará el 16.4 % en 2016, una disminución más paulatina que la caída del 19.3 % prevista en abril. Se prevé que los productos básicos distintos de la energía, como los metales y los minerales, la agricultura y los fertilizantes disminuirán el 3.7 % este año, una contracción más moderada que la del 5,1 % prevista en las perspectivas anteriores.

Según las proyecciones, el precio de los metales bajará el 11 % el próximo año, lo que representa una disminución más marcada que la del 8,2 % indicada por las previsiones de abril, lo que se debe a las perspectivas de atonía de la demanda y a la incorporación de capacidad nueva. Se prevé que los precios agrícolas bajen menos de lo indicado por las proyecciones de abril como resultado de menores cosechas en América del Sur y la estabilización de la demanda de biocombustibles.

Agricultura

Debido a que la energía representa más del 10 % del costo de la producción agrícola, las fluctuaciones del precio de la energía han sido un factor importante en la trayectoria del precio de los alimentos, según se afirma en una parte destacada del informe Commodity Markets Outlook. El precio de la energía cayó el 45 % en 2015, y según las proyecciones bajará otra vez este año. Alrededor de la tercera parte de la probable caída del 32 % del precio de los cereales y la soja desde 2011 hasta fines de 2016 se debe a la disminución del precio de la energía.

La reducción del precio de la energía también ha atenuado la presión para producir biocombustibles como fuente alternativa de energía. La producción de biocombustibles ha sido un factor importante del crecimiento de la demanda de productos alimentarios en la década pasada.

“Las economías emergentes y en desarrollo exportadoras de energía se han esforzado por ajustarse a la persistencia de la baja de los precios”, afirmó Ayhan Kose, Director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo, del Banco Mundial. “En parte debido a los sólidos vínculos entre el precio de la energía y el de los productos básicos agrícolas, los productores agrícolas pueden esperar precios más bajos en tiempos de precios bajos de la energía. Los países exportadores tanto de energía como de productos básicos agrícolas deben intensificar los esfuerzos de diversificación económica para reforzar la resiliencia ante las fluctuaciones del precio de los productos básicos”.

El informe del Banco Mundial titulado Commodity Markets Outlook se publica trimestralmente, en enero, abril, julio y octubre. En él se proporciona un análisis minucioso de mercado de los principales grupos de productos básicos, como la energía, los metales, la agricultura, los metales preciosos y los fertilizantes. Se presentan las previsiones de precios correspondientes a 46 productos básicos, junto con datos históricos sobre los precios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s