Indefensos los Obreros

Standard

Refuerzo de Letras

0511_Rech

El caso vergonzante de varios trabajadores que de forma personal reclaman salarios caídos y otras prestaciones, sin lograr sean atendidos debidamente por las autoridades designadas

 

Rafael Alcántara-Conde

Cronista adjunto de Coatzacoalcos

Con el paso de los días, después del brutal “accidente” en la planta Clorados III de Pajaritos sufrido la tarde del pasado miércoles 20 de abril, ha empezado a verse claro que los obreros afectados tanto porque hayan fallecido o resultaran gravemente lesionados y por ende todos sus familiares directos o beneficiarios económicos, se hallan desprotegidos en el disfrute de sus derechos laborales y prestaciones de ley; quedando atenidos a la conmiseración y buena voluntad de los patrones en socorrerlos, al discurso panfletista estatal de los funcionarios públicos ofreciendo ayuda y realizar las investigaciones sobre las causas, pero desde luego  a la manifestación espontánea de solidaridad popular surgida desde el primer momento.

Verdaderamente es preocupante que en los medios impresos o masivos de comunicación, se advirtiera la falta de acción oportuna y demandante por parte de representaciones gremiales que gestionaran la atención médica y psicológica necesarias para con los heridos y deudos, así como servicios funerarios dignos; pues tal pareciera que las víctimas de esa explosión se encontrasen en calidad de trabajadores Libres al servicio de las empresas subcontratistas, lo cual es increíble de pensar que nunca se estuviera deduciendo de los salarios una periódica cantidad a manera de ‘cuota sindical’, aunque su destino final haya sido del todo incierto.

Salvo la presencia inmediata del economista porteño y el actual director general de Pemex, socio minoritario de Petroquímica Mexicana de Vinilo, S. A. de C. V. y, en segundo plano los nuevos propietarios de esta, para dar cuenta del motivo, repercusión y consecuencia de tan trágico siniestro, ha brillado por su ausencia la procuración de otorgársele garantías al recurso humano que se desempeñaba dentro de la factoría; porque no podría ser acallada la responsabilidad de salvaguardar la seguridad social con solo celebración de actos piadosos, más que para no contrarrestar el discurso oficial cuando se está en pleno período electoral.

r_alconde@yahoo.com.mx

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s