Distancia entre autoridades y desposeídos

Standard

 

Dimensiones estéticas de la teoría y crítica política en el siglo XXI

0321_collaboration

Revista Raíces

La Universidad Nacional de Australia organiza, para los días del 201 al 22 de julio un simposio sobre este tema.

Ciertas formas de autoridad que residen en los eventos y las prácticas estéticas y de igual manera permean el discurso político y social. La intersección de estas modalidades está llamando la atención de manera sin precedentes entre los teóricos y críticos políticos contemporáneos.

Las formas estéticas en las que la autoridad está inmersa (por ejemplo por la vía del realismo, el melodrama, el reportaje, la abstracción y la tradición) y animan a la economía política y a la teología. Invitan también a modos alternativos de reflexión e interrogación.

Judith Butler, Jacques Rancière, Bonnie Honig, William Connolly, James Tully, Giorgio Agamben –y detrás de ellos figuras como Freud, Derrida, Deleuze, Benjamin, Wittgenstein and Nietzsche– todos con su interpretación crítica y la reconstrucción de enseñanzas tomadas de la literatura y de las prácticas artísticas.

Abriendo la pregunta sobre el poder y la fragilidad de las formas de “autoridad”, ciertas prácticas políticas de despojo pueden ser ambivalentes, evocan, tal vez, el momento dionisíaco que, de acuerdo a Nietzsche, disuelve las identidades osificadas en jerarquías, dominio y pérdida de confianza.

Esta conferencia busca explorar como las dimensiones clave de la vida política obtienen autoridad, visibilidad y contestabilidad en las formas estéticas –literatura, poesía, drama, cine, pintura, escultura. ¿Pueden las soberanías plurales y los modos de constituirse la autoridad en ley/sentido común ser más visibles a través de la atención estética?

¿Cómo es que los regímenes con acercamientos críticos a los derechos humanos trabajan a través de las formas estéticas?

¿Es que las divisiones inherentes a la autoridad, especialmente cuando ha grandes historias de violencia, conflicto u opresión particularmente demandan una crítica estética o re–mediación?

¿Cómo podría el registro estético para pensar la política emanciparse del mundo material y ser meramente objeto humano que genere nuevas formas institucionales adecuadas a los retos de hoy en día?

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s