Pemex se apoyará en banca de fomento

Standard

Con la finalidad de cubrir la deuda con sus proveedores

La banca comercial ve como negativa esta decisión: Moody’s

0317_campesino

No beneficia en nada, pero parece que por fin se acabaron a Pemex. Ahora saquearán nuestros impuestos

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

El martes 15 de marzo Pemex, con una calificación de Baa1 y revisión a la baja por Moody’s, anunció que cubrirá sus deudas con proveedores apoyándose en los tres bancos de la banca de fomento en México. El anuncio fue considerado como negativo para los bancos privados de origen extranjero que trabajan en México, ya que “incrementa la ya alta exposición a las debilidades de la empresa petrolera, que crecen conforme se deteriora la calidad crediticia de Pemex”, afirma la calificadora Moody’s.

El plan de Pemex pide al Banco Nacional de Obras y Servicios Publicos, S.N.C. (A3/A3 stable, ba12), Banco Nacional de Comercio Exterior, S.N.C. (A3/A3 stable, ba2) and Nacional Financiera, S.N.C. (A3/A3 stable, ba1) que provean 15 mil millones de pesos en líneas de crédito para cubrir los pagos a proveedores.

“Estimamos que estos nuevos créditos incrementarán los riesgos bancarios combinados para Pemex en un 62% de su recuperación tangible, cifra por arriba del 44% actual” –explica Moody’s.

Además, estos tres prestamistas tienen ya una relativamente alta concentración de riesgos en sus 20 clientes mayores.

El mandato de extender más créditos a Pemex surge en un momento donde los tres bancos de fomento están bajo una significativa presión por parte del gobierno como resultado de las reformas en el sector hechas en 2014 y que principalmente hicieron que el sector del préstamo privado detone la economía, aunque muchos bancos han incrementado sus riesgos.

Para alcanzar las nuevas metas puestas por el gobierno los bancos públicos tendrán que aportar 1 billón de pesos en nuevos préstamos entre 2014 y 2018, que tendrán que ser fondeados con capital, deuda y líneas multilaterales garantizadas por el gobierno.

El año pasado, Pemex amplió a seis meses el tiempo para pagar a sus proveedores, pues ha sufrido una creciente presión financiera derivada de la caída de los precios del crudo. La compañía ha indicado que 15 mil millones de pesos de sus pagos se debe en gran parte a cosa de 1 mil 300 pequeñas y medianas empresas que están enfrentando ellas mismas creciente presión financiera. Los grandes proveedores todavía poseen 100 mil millones de pesos que no están siendo incluidos en esta lista de pagos. Esto proveedores casi en su totalidad toman créditos de bancos privados extranjeros a una tasa significativamente menor de las que ofrecen los bancos privados que operan en México.

Aunque es posible que algunos bancos privados que han prestado fuertemente a los pequeños proveedores vean algún beneficio en el pago de los atrasos, el sistema bancario continuará sosteniendo considerables riesgos para Pemex y sus grandes proveedores.

“Estimamos que los bancos privados que operan en México están expuestos por completo a la industria petrolera” –afirma Moody’s.

Los bancos privados que operan en México y están más expuestos a la industria petrolera, incluyendo a sus proveedores son Banco Mercantil del Norte, S.A. (A3 stable, baa1), Banco Interacciones, S.A. (Ba1/Ba1 stable, ba2), Banco Santander (Mexico), S.A. (A3/A3 stable, baa1) and BBVA Bancomer, S.A. (A3/A3 stable, baa1), con una combinación de préstamos hasta del 45% de su capacidad crediticia.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s