Pemex quiebra a proveedores

Standard

 Por una lado, hay una abultada deuda por más de 120 mil millones de pesos, por el otro multimillonarios fraudes que siguen impunes

IMG_3143

Suena la hora para las empresas mexicanas: despiertan o desaparecen. Ya han tolerado demasiado

La deuda a proveedores, un tema que realmente es delicado para la mayor parte de las empresas que han confiado en Pemex y han sido proveedores de la paraestatal, como sucede en el sur de Veracruz.

En días pasados, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Coatzacoalcos, Jaime Arturo Morales Silva, destacó que la industria que representa vive una muy difícil etapa porque se conjugan las faltas y retrasos de pago por parte del aparato gubernamental.

La SCT, a la que le vendían sus servicios, está atrasada en sus pagos, el gobierno de Veracruz debe a todos sus proveedores, los ayuntamientos también se atrasan y Pemex ha suspendido sus pagos.

Esto, aunado a los altos costos de financiamiento que tiene la banca internacional que opera en el país, tiene ahorcadas principalmente a las empresas constructoras. En el caso de las empresas a las que los bancos conceden créditos.

“De lo contrario, los colegas se ven obligados a recurrir al agio, con tasas del 10% o del 15% mensual y dejan empeñada la maquinaria y los equipos para financiar obras que tardan en pagarles”.

Y así –dijo– han quebrado muchas empresas. Destacó también que algunos se han visto en la necesidad de reducir su margen de ganancia. Unos dicen “me conformo con que paguen la renta de los equipos”, otros se dan por satisfechos con que alcance para pagar las nóminas para no dar de baja a los trabajadores agravando así el problema social de la región.

Por su parte, José Antonio González Anaya reveló que la deuda que Pemex tiene con proveedores ascendió al cierre de 2015 a 147 mil millones de pesos, de los cuales ya se han pagado 20 mil millones y trabajamos con Hacienda para buscar esquemas y mecanismos alternos para resolver este problema cuanto antes.

Estos esquemas apuntan a lo mismo: Pemex es sangrado por la vía de impuestos, al grado que le resulta imposible crecer y siquiera pagar a sus proveedores.

En esto sí, el trato que recibe como empresa es errático y discriminatorio. ¿Por qué ha de pagar más de lo que pagan otras empresas?

 

Las compras opacas

Una serie de empresas se han beneficiado de Pemex –y esto parece ser una de las funciones sociales de la paraestatal–, pero han ido más allá de ser proveedores con dificultades para su cobranza y se han convertido en auténticos predadores de la empresa.

El INAI, Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, informó sobre los contratos modificados en el plazo de entrega y monto, solicitado con el número 1857500097115, que hay, en el periodo de 2010 a 2015 un total de 1 mil 502 contratos modificados, de los cuales, tan sólo para la región sur hay 507 contratos modificados.

Las cifras son cuantiosas, pero reseñamos tan solo con cuatro contratos que son los más significativos por los montos y las variaciones:

El contrato 425003006 con Unicornio Proveedora Industrial, s.a. de c.v. Originalmente era por 65 millones 152 mil 302 pesos y se elevó a 156 millones 336 mil 485 pesos. Prácticamente tres veces más de lo convenido inicialmente.

También el contrato 425003680 con la Corporación Sánchez, S.A. de C.V. Se inició con 30 millones de pesos y se elevó hasta los 120 millones de pesos, cuatro veces más de lo pactado inicialmente.

Es también notorio el contrato 425020946 con la empresa Representaciones y Distribuciones EVYA, S.A.P.I. de C.V., que inicialmente se pactó por 74 millones 852 mil 688 pesos y terminó pagando Pemex 112 millones 001 mil 394 pesos.

Esta es una de las empresas relacionadas por Pemex en el fraude a Banamex que tanto dio de qué hablar de la empresa Oceanografía y que fue amparada por un juez en Coatzacoalcos en 2015. El caso de EVYA se le acusó por un fraude por 30 millones de dólares.

Aunque menor en los montos, el contrato 425041832 Agua Pura de Tabasco, S.A. de C.V., se pactó inicialmente por 1 millón 200 mil pesos y se elevó hasta 4 millones con 100 mil pesos, casi cuatro veces lo pactado inicialmente.

Al ser interrogado en este tema, un especialista del Consejo Coordinador Empresarial de Coatzacoalcos explicó que la reglamentación vigente acepta el incremento hasta de un 20%. Más allá de esta cantidad las cosas podrían ser irregulares.

De todas formas, estos desfalcos en contra de las cajas de Pemex han contribuido a que la empresa esté notoriamente descapitalizada hoy.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s