El desmantelamiento de Pemex

Standard

Deudas cuya garantía no es otorgada explícitamente por el gobierno de México habrán de ser cubiertas en el corto plazo

Reuters-petroleo-hombres

El trabajador de piso seguirá existiendo, con la mala paga de las compañías y sin seguridad social. El trabajador de ingeniería y el profesional del petróleo está condenado a la extinción

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Parte I

La deuda de la paraestatal

A finales de noviembre del año pasado, la calificadora de riesgos Moody’s dio a conocer la baja en la calificación crediticia de la paraestatal, la razón que daba ésta, una de las tres calificadoras de riesgo más reconocidas, era que la constante baja en los precios del crudo mexicano ponía en riesgo la viabilidad financiera de Pemex.

Pero esta no es la verdadera causa de la baja en la calificación sino que, desde la puesta en vigor de la ley que designa a Pemex como una empresa productiva del gobierno, deja de ser el Estado mexicano el respaldo de la empresa y se convierte en uno más de los negocios que dependen directamente de un gobierno que se caracteriza más por sus actos erráticos que por sus aciertos administrativos que, como sea, están significados por la poca transparencia y la gran impunidad.

La calificadora Fitch Ratings hace un claro diagnóstico de la situación de Pemex, en la que se ven cosas que anuncian escenarios poco halagüeños de seguir adelante:

  1. A pesar de que la calificación de Pemex corre paralela a la soberana de México, al menos en el pasado cercano “la deuda de Pemex carece actualmente de una garantía explícita por parte del gobierno”.
  2. A pesar de que la justificación para la tan controvertida reforma energética fue la de reducir los impuestos con que se grava a la paraestatal, esto no se ha aplicado y Pemex sigue siendo debilitado en sus finanzas a partir de una desmedida tasa impositiva.

“La históricamente significativa tasa impositiva ha limitado el acceso de Pemex a los recursos financieros que genera la empresa, forzando a que su crecimiento dependa de deuda externa”, dice Fitch.

Sin embargo, antes de pagar impuestos, la rentabilidad de Pemex es extraordinaria, llegando a ser de más de 3.4 veces arriba de su gasto de inversión.

Pero la deuda total que tiene la empresa y que frisa los 84 mil 400 millones de dólares y más que se duplica con la carga de las pensiones no fondeadas para llegar a los 183 mil 100 millones de dólares. Para lograr liquidez, de manera positiva según Fitch, Pemex ha contratado créditos revolventes por 8 mil 500 millones de dólares hacia el 31 de marzo de 2015 y otra línea de crédito por 4.5 mil millones de dólares adicionadas a una tercera por 5 mil millones de pesos, de las que todavía están disponibles 1 mil 550 millones de dólares y 3 mil 500 millones de pesos.

Empresa al borde de la quiebra

Dos de estas premisas nos alertan frente a la severa crisis que vive Pemex: la abultada deuda externa que, según ve Fitch “carece actualmente de una garantía explícita por parte del gobierno”. Y los altos impuestos que arrastra la empresa y que le ha impedido generar fondos internamente y dar un adecuado margen de movilidad a la empresa.

Esto, hoy en día, ha colocado a la empresa al borde de la quiebra y sólo es cosa de tiempo para que resulte insalvable esta situación.

La única vía de salvación para Pemex sería la de reducir la carga impositiva de tal manera que ni los recursos de la paraestatal sean sangrados ni la Secretaría de Hacienda deje de recibir recursos fiscales para operar el país.

Pero esto es difícil que suceda dado que la reforma energética pretende garantizar recursos frescos para las cajas fiscales sin necesidad de invertir, ni arriesgar, ni generar empleo y con ello repartir la riqueza con los trabajadores.

La situación que se vislumbra en el corto plazo es la extinción de Pemex por quiebra y la desaparición de la materia de trabajo. Políticamente esto podría suceder, a más tardar, en 2018.

Advertisements

One thought on “El desmantelamiento de Pemex

  1. mdor

    Reblogged this on Mdor’s Weblog and commented:
    Mi estimado Julio Pulido B, tu contribución arroja luz ante la opacidad informativa de los jerarcas de Pemex.
    La Coordinadora por la defensa de Pemex, coincide con el planteamiento que, a la luz de los últimos acontecimientos en la otrora paraestal, ésta se extinguirá, probablemente en el 2018, dado que día a día muere y con ello arrastra a sus trabajadores hacia su desaparición como tales.
    Por ello hay que luchar contra esta caterva de ladrones de la riqueza nacional.
    Hemos definido que: SIN PEMEX, NO HAY PAÍS QUE VALGA.
    Gracias por tu análisis.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s