Continúa la purga contra el PT de Brasil

Standard

¿Qué pasaría si se aplicara la ley en México?

Personas de peso en la actividad económica y política son puestas a disposición del juez que lleva el caso “lava jato”, “lavado de autos” en que se pretende transparentar las acciones de desvío de recursos por parte de la izquierda brasileña

 

Agencias

La Policía brasileña arrestó este miércoles en Río de Janeiro, a André Esteves, presidente del BTG Pactual, el mayor banco de inversiones latinoamericano, y a Deicidio Amaral, líder del Gobierno en el Senado, por obstaculizar la Operación Lava jato (lava coches), que investiga la gigantesca red de sobornos y desvíos de más de 2 mil millones de euros en Petrobras. La operación que viene golpeando hace más de un año a poderosos empresarios y políticos brasileños también detuvo esta semana al ganadero José Carlos Bumlai, considerado uno de los amigos más cercanos del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Esteves es uno de los brasileños más poderosos entre los detenidos en la operación, al lado de Marcelo Odebrecht, presidente y heredero de Odebrecht, uno de los mayores conglomerados de infraestructura del mundo, preso desde junio. Considerado uno de los banqueros de inversiones más brillantes de América Latina, Esteves administra alrededor de 78 mil millones de euros en fondos y es dueño de un patrimonio equivalente a 2.2 mil millones de euros.

Amaral, otro de los detenidos, es uno de los cuadros más importantes del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y el principal apoyo de la presidenta Dilma Rousseff en el Senado. Amaral es también el primer senador protegido por fueros arrestado por el fraude en Petrobras, pues la Constitución sólo prevé la detención de legisladores in fraganti.

La captura del senador, en Brasilia, es un nuevo golpe en el corazón del PT, tras las prisiones de José Dirceu, ex mano derecha de Lula da Silva y del ex tesorero del partido João Vaccari.

Los arrestos de Esteves y de Amaral fueron autorizadas por la Corte Suprema, basadas en evidencias del Ministerio Público comprobando que ambos estaban perjudicando las investigaciones y estarían envueltos en la trama de corrupción.

La Policía informó que tiene grabaciones de Amaral ofreciéndole una propina mensual de cerca de 12 mil euros a Nestor Cerveró, ex director del área internacional de Petrobras, para evitar que lo delatase.

Cerveró, uno de los presos clave en el multimillonario escándalo, negocia un acuerdo de colaboración con la justicia a cambio de la reducción de su condena por corrupción activa y blanqueo de fondos. Según la policía, Amaral, que trabajó en Petrobras entre 1999 y 2001, también le habría ofrecido a Cerveró un plan para que se fugara del país.

Castigo a la economía

El arresto de Esteves también perjudica la economía brasileña, que pasa por recesión, entre otros motivos, por la paralización de las empresas envueltas en el escándalo, que ha paralizado a Petrobras y a las principales empresas de infraestructura del país.

Esteves, de 46 años, es dueño de uno de los principales bancos de inversión de Iberoamérica y es admirado por una carrera brillante que lo llevó en 15 años de ser un común ejecutivo de clase media a ser el principal socio del banco, que compró en 2009 el suizo UBS.

En una nota de prensa el banco BTG Pactual difundió que está a disposición de las autoridades para colaborar en las investigaciones.

El martes, la investigación también golpeó a Lula, tras capturar al ganadero José Carlos Bumlai, que es uno de sus mejores amigos.

Bumlai fue detenido en Brasilia por estar presuntamente involucrado en contratos ilegales entre Petrobras y la importación de un buque sonda que envuelve también al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

Lula, que ha visto aparecer sospechas incluso sobre sus hijos, ha sido convocado a dar testimonio ante la justicia.

Las prisiones son preventivas y deben llevar a Esteves, Amaral y Bumlai a una prisión en Curitiba, al sur de Brasil, donde también están detenidos Odebrecht, Vaccari y Dirceu. El caso Petrobras es considerado el mayor escándalo de corrupción de la historia brasileña y sus revelaciones han llevado a la prisión de algunos de los hombres más importantes de Brasil, tanto en la política como en la economía.

Advertisements

Cercana la quiebra de Pemex

Standard

A pesar de ser altamente rentable, es saqueado por todas las vías. El tema financiero es el más notable

0828_0117Gas3

Pemex tiene cada vez menos capacidad para generar efectivo debido a los altos impuestos que paga

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

A pesar de que las calificadoras de riesgo dieron por años cifras alegres sobre las calificaciones crediticias de Pemex, dejaban escondida la fatal noticia sobre la descapitalización de Pemex por la vía de impuestos. Daban un resultado de beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda en siglas sajonas) mucho más elevado que la mayor parte de las empresas petroleras en el mundo y de la totalidad de las empresas mexicanas en otros sectores.

Pemex está entre los 5 principales productores de crudo en el mundo, después de Saudi Aramco, National Iranian Oil Co., China National Petroleum Corp., y KPC Kuwait Petroleum Corp.

Los costos de producción son los más bajos del mundo. En 2011 reportó que su costo era de 6.12 dólares por barril de petróleo crudo equivalente. En comparación, el costo de producción de la francesa Total fue de 6.57, Statoil 7.19, Exxon 9.45, Conoco 9.70, British Petroleum 10.08, Shell 11.0, Petrobras 12.89 y Chevron 13.98 dólares por bpce. (Fuente de la Secretaría de Energía en 2013).

Los bajos costos de producción hacen que Pemex sea la petrolera más rentable del mundo, cualquiera que sea al precio en el mercado internacional del crudo.

SANGRADO POR LA VÍA DE IMPUESTOS

En 2012, el rendimiento de Pemex antes de impuestos y derechos fue de 907 mil 900 millones de pesos (69 mil 800 millones de dólares), pero pagó por impuestos y derechos la cantidad de 902 mil 900 millones d dólares (69 mil 400 millones de dólares).

Esto significa que el gobierno federal toma de Pemex el 54.5% de sus ingresos por ventas totales, el 79.3% respecto al EBITDA y el 99.5% respecto al rendimiento antes de impuestos y derechos.

Esta política fiscal es considerada como depredadora, Pemex entrega al gobierno por concepto de impuestos y derechos casi todo su rendimiento.

El EBITDA de Pemex en 2011 fue de 76 mil 954 millones de dólares, superior al de Chevron, Shell, Statoil, British Petroleum, Chevron y Petrobras. También las superó en Margen bruto, Margen del EBITDA, Margen de operación y Margen antes de impuestos.

Hasta 2013 Pemex fue la empresa petrolera más rentable del mundo. Sin embargo, el régimen fiscal a que está sujeta Pemex por el gobierno la hace aparecer contablemente con rendimiento neto escaso e, incluso, negativo. Mientras Pemex más gana, más le sustrae la secretaría de hacienda. En tales condiciones, Pemex se dedica principalmente a extraer petróleo crudo y, el gobierno, a extraerle prácticamente todos sus rendimientos.

PERJUDICA LA SITUACIÓN FINANCIERA

Hasta hace un mes, las calificadoras crediticias asignaban una calificación a Pemex y sus constantes emisiones de deuda en AAAmex, siguiendo la soberana de México y haciendo la consideración “esta remoto el momento en que el gobierno de México deje de respaldar la deuda de Pemex”.

Pero sucede que con la llamada “Reforma Energética” Pemex ha dejado de ser propiedad de la nación y pasó a ser “empresa productiva del gobierno”, lo que sea que esto signifique, la repercusión principal es que la empresa tendrá que solventar ella misma el servicio de su deuda y también seguirá cubriendo los altos impuestos que aporta al gobierno.

Esto ha llevado a que calificadoras como Moody’s consideren que la capacidad para generar capital de la empresa de gobierno se ha venido deteriorando y hayan decidido bajar la calificación de Pemex a ‘Baa’, lo que significa que las obligaciones de la emisora, en este caso Pemex, se consideran de grado intermedio y están sujetas a un riesgo crediticio moderado, por lo que pueden presentar ciertas características especulativas, de acuerdo con el documento ‘Símbolos y Definiciones de Calificaciones’ de Moody’s.

El pretexto que se da radica en los bajos precios del crudo internacional, pero ya vimos que no importa el precio sino que el margen de ganancia de Pemex está muy por arriba de las demás petroleras en el mundo, pues su barril de crudo cuesta producirlo menos de 8 dólares por barril para ser vendido en cerca de 50 dólares por barril.

El factor de riesgo para Pemex no está en los precios internacionales de crudo, sino en el nivel de impuestos con que es sangrada la empresa por la Secretaría de Hacienda.

 

Frutas y verduras con inflación del 7.26%

Standard

Resulta la más alta en la primera quincena de noviembre

1124_Azcapotzalco_alimentacion-1

El derecho a la alimentación, como todos los derechos en México, esta siendo cada vez más acotado

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Con la inflación más alta en el renglón de frutas y verduras, este rubro logra un 7.26% de incremento anual, según dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

Le siguen los renglones de colegiaturas escolares con una alza del 4.28% anual; los agropecuarios con incrementos del 3.34% y las tarifas autorizadas por el gobierno con crecimiento del 2.91% anual.

La inflación general se coloca en la primera quincena de noviembre en el 2.27%, cifra conservadora que refleja un promedio abstracto.

El aumento en las tarifas eléctricas fue el genérico que mayor incidencia tuvo, registrando una alza del 24.44% con una incidencia de medio punto porcentual en la inflación general promedio.

 

Electricidad se eleva en un 20.32%

Standard

Inflación en alimentos llega al 7.25%

Aunque la inflación general tiene una tasa anual del 2.48%

Le electricidad se dijo que bajaría de precio, nunca se consideró que subiría desconsideradamente

Le electricidad se dijo que bajaría de precio, nunca se consideró que subiría desconsideradamente

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Los precios al consumidor tuvieron un incremento promedio anual del 2.48% en el mes de octubre de 2015, según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

Cabe decir que los renglones que más afectan al usuario común, como son las frutas y verduras o la electricidad son los que mayores incrementos sufrieron. La electricidad, el genérico con mayor incidencia mensual, tuvo alzas del orden del 20.42% mensual en octubre, mientras que las frutas y verduras se incrementaron en un 7.25% anual.

Estas cifras ponen de manifiesto que aún sigue teniendo incrementos fuertes el sector energético y que esto está todavía muy lejos de que deje de suceder.

El caso de las frutas y verduras también muestra la falta de una visión a largo plazo para que estos productos de primera necesidad lleguen a la mesa del mexicano sin que su costo se eleve.

El renglón de las colegiaturas es que le sigue en inflación al de las frutas y verduras, habiendo tenido alzas del 4.28% anual, lo que evidencia el afán de las instituciones particulares por aprovechar un circunstancia que les favorece: la mayor demanda de servicios educativos que no está siendo satisfactoriamente provista por parte de los organismos oficiales.

Se tambalea megaproyecto para ampliar el puerto de Veracruz

Standard

Hay mayor opacidad y cambió el sistema de financiamiento

Confirman los daños ambientales que produce esta obra

Daños irreversibles al medio ambiente serán el precio a pagar por los beneficios a privados. En riesgo el patrimonio ambiental de Veracruz

Daños irreversibles al medio ambiente serán el precio a pagar por los beneficios a privados.
En riesgo el patrimonio ambiental de Veracruz

Veracruz, Ver.

Noé Zavaleta

Agencias

La ampliación del puerto de Veracruz, con 30 nuevas posiciones de atraque y acceso para buques de gran calado, obra transexenal proyectada para concluirse en 2030, ha empezado a tambalearse.

A dos años de que se anunció como la infraestructura más importante del gobierno de Enrique Peña Nieto –solo detrás de la ampliación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez–, ya cambió su esquema de financiamiento e inversión.

Además hay opacidad en las acciones de obra ya desarrolladas y por efectuar, así como en los cambios económicos por fraguarse. Y, peor aún, en la propia Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) desconocen la manera en que impactará la caída de los precios internacionales del petróleo y los recortes al paquete económico de 2016.

Pero si bien el proceso de construcción de las posiciones de atraque está en la incertidumbre, la edificación de la base para el rompeolas poniente continúa y se hace en total desaseo, sin respetar normas ambientales.

Así, por ejemplo, las piedras que se “siembran” en la “base de la coraza” del rompeolas no “están lavadas”; la membrana de protección (una enorme red tendida a mar abierto) para reducir contaminantes y residuos al sistema de arrecifes no ha sido cerrada, por lo que el flujo de residuos a las aguas del Golfo de México es constante; la propia membrana amarilla de protección está rota en algunas partes, y a pocos metros de distancia el agua salada se ve completamente turbia.

Y el colmo: el día en que los enviados del semanario Proceso recorrieron los avances de la obra junto con activistas sociales y ambientalistas que se oponen a la ampliación del puerto, porque causaría daños irreversibles al Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), ningún investigador de la Universidad Veracruzana (UV), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) o de la Procuraduría Federal de Medio Ambiente (Profepa) supervisaba que los empleados de esas empresas hicieran los trabajos de maquinaria pesada respetando normas ambientales.

En diciembre de 2014, la Procuraduría de Medio Ambiente Estatal (PMA) ordenó detener los trabajos iniciales de ampliación del puerto, después de que durante las excavaciones realizadas se encontraron “residuos sólidos urbanos” (basura enterrada).

La construcción del muro de contención de más de cuatro kilómetros fue adjudicada a las empresas Estructuras de Veracruz SA de CV, Compañía de Ingeniería Marítima y Terrestre, y Conseer SA de CV, según lo confirmó a reporteros el ingeniero de obras de Apiver, Francisco Leaño, quien destacó que esta acción inicial tendrá un costo de casi 247 millones de pesos más IVA.

Los residuos sólidos que desembocan al mar y la membrana rota contrastan con las promesas del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Genaro Ruiz Esparza.

Cuando arrancó la obra, el funcionario federal presumió que el de Veracruz se convertiría en “un puerto de clase mundial, de respeto al medio ambiente, de respeto a la naturaleza, de respeto a la ecología. Eso queremos y va a ser el orgullo del puerto de Veracruz para los veracruzanos”, subrayó.

Calado demoledor…

Para que en los puntos de atraque puedan entrar buques de gran calado deberán excavarse 20 y hasta 25 metros por debajo del muelle con el fin de despejar el acceso de las embarcaciones, dice el buzo profesional y activista ambiental Manuel Victoria Muguira.

Los grandes buques cargados de contenedores serán un importante agente contaminante

Los grandes buques cargados de contenedores serán un importante agente contaminante

Eso, agrega, será una “masacre”, pues un navío que arribe en línea recta necesariamente deberá pasar por arrecifes como Punta Gorda y Bahía de Vergara, arrasando con lo que encuentre por encima de esos 20.25 metros de superficie. Incluso advierte que podría haber afectaciones en la poligonal protegida del Sistema Arrecifal Veracruzano.

“Estamos hablando de que el sistema coralino de Veracruz es el tercer arrecife de coral más importante del mundo. No me digan que una obra de esas dimensiones, una vez instalado su estacionamiento portuario, va a respetar cuidadosamente normas ambientales”.

Y puntualiza que estas zonas rocallosas son ricas en biodiversidad de zooplancton y fitoplancton, dado que hay una variedad importante de corales, erizos, tortugas lora y verde, así como peces damisela, payasito, tijerilla, cirujano, perro cubano y charal elegante, entre otros.

Leonardo Ortiz, ambientalista e investigador del Instituto de Ciencias Marinas y Pesquerías adscrito a la UV, otro de los opositores al proyecto de ampliación del puerto, asegura que el “megaproyecto” se planeó sin un estudio económico, de mercado, ambiental y social, para determinar si realmente Veracruz y el Golfo de México requieren de esta infraestructura.

“¿Dónde está el estudio? ¿Quién lo avaló? ¿A quién se lo enseñaron?”, pregunta. Más bien pareciera que no tenían en qué invertir el dinero y decidieron ampliar el puerto, apunta.

“Hablan de competir con otros puertos internacionales, pero no se puede competir con Houston o con Panamá en condiciones totalmente distintas”, expresa.

Una vez que el “súper puerto” esté concluido, “si lo concluyen”, sería bueno ver el movimiento-incremento que por tonelaje diario tenga el renovado recinto portuario, dice.

“En diez metros hay vida arrecifal, especies riquísimas que van a ser arrastradas, aniquiladas por la industria y el progreso”, sostienen Muguira y Ortiz, luego de snorkelear con los enviados de Proceso en la zona de arrecifes amenazadas.

Y destacan que una de las mayores preocupaciones por la construcción de la colosal obra son los sedimentos en los arrecifes de Anegada de Adentro y de La Gallerita, que además –subrayan– podrían colapsar.

“Ni la Semarnat ni la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas elaboraron estudios de impacto ambiental, de la viabilidad del proyecto o algún tipo de estudio para justificar y avalar los trabajos ya hechos”, lamenta Ortiz.

Y señala que varios pescadores y activistas del Frente Ciudadano por la Defensa del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, quienes incluso interpusieron un amparo ante la justicia federal, ya se echaron para atrás en la defensa del territorio, algunos por interés económicos y otros por presiones gubernamentales o laborales.

“Son empleos”

Aunque muy pocas veces se ha pronunciado al respecto, el gobernador Javier Duarte ha mostrado un gran interés por la ampliación del puerto. El priista ha dicho que no hay “magnitud ni antecedente” de infraestructura similar al megaproyecto, salvo en tiempos de Porfirio Díaz.

“Necesitamos esa inversión. La mayor obra en toda la historia de Veracruz era la construcción del propio recinto portuario con Porfirio Díaz. El megaproyecto de ahora es ampliar tres veces más ese puerto, lo necesitamos. Ahora el puerto de Houston nos está comiendo”, justificó Duarte en una de sus conferencias de prenmsa realizadas cada lunes en Palacio de Gobierno.

Según el mandatario estatal, el proyecto es “sustentable” porque los barcos de gran calado, dijo, no pueden atracar en Veracruz y “se pierden empleos”, inversiones y desarrollo económico. “Son empleos para ustedes, para nosotros, para los veracruzanos”, subrayó.

Con dicha declaración, el priista también justificó la extracción de dos millones y medio de toneladas de piedra basáltica para construir el inmenso rompeolas, material que será extraído de la reserva natural protegida de los Tuxtlas, en la comunidad de Balzapote.

Está acción ya originó la irritación de lugareños en esa región, quienes crearon el movimiento civil “La Roca No Se Toca”, apelando a que dichos cerros de material basáltico sirven como muros de contención para fenómenos meteorológicos y también son ricos en fauna y biodiversidad.

Opacidad

El presidente Enrique Peña Nieto presumió el proyecto original como una infraestructura que generará 140 mil empleos (100 mil indirectos), con una inversión superior a los 60 mil millones de pesos –39% de los gobiernos federal y estatal y 61% de la iniciativa privada–, y según estimaciones se desarrollaría en 13 años.

No obstante, al interior de Apiver algunos de sus directivos han admitido que la caída de los precios del petróleo, los recortes presupuestales y la subida estrepitosa del dólar, entre otros factores, han cambiado el esquema de financiamiento, y pudiera ser que hasta el proyecto original de la obra.

Durante más de un mes Proceso solicitó una entrevista con el director de Apiver, Ignacio Fernández Carvajal, pero luego de cuatro intentos por meter en agenda una cita, su jefe de prensa, Pedro Cruz, dijo al reportero: “El reportaje se tendrá que ir con la información que tengas… El jefe anda “ponchadito” (enfermo)”.

Ante tal respuesta se solicitaron copias del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) de la obra y del proyecto ejecutivo, así como de las acciones que se han realizado en el recinto portuario y los permisos solicitados, entre otros puntos, lo cual quedó asentado en la solicitud de información número 0918200005515.

Dos meses después, con la eventual solicitud de prórroga, Apiver contestó que la información solicitada sólo estaba “disponible con costo”, es decir, a cambio de un depósito bancario de 25 mil 476 pesos, más 106 pesos con cincuenta centavos por “costos de envío” por copias simples. Y si el solicitante deseaba una “copia certificada”, apuntó, debería desembolsar 866 mil pesos, más los 106 por gastos de paquetería, por concepto de un compilado de 50 mil 496 hojas.

“Son las reglas del juego… Así son los lineamientos del INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales), nosotros nos apegamos a ellos”, respondieron dos empleados de la Unidad de Enlace de Apiver cuando el reportero se apersonó en las instalaciones de la dependencia federal para solicitar que le entregaran la información en una memoria USB o en un disco con costo.

Leonardo Ortiz suelta una carcajada cuando se le comenta la experiencia con Apiver para acceder a la información. Según el investigador universitario, el también pidió datos similares en la plataforma Infomex, pero a cambio le exigieron un millón 106 mil 275 pesos (solicitud de información número 09182000011614).

Le dijeron que una vez depositada esa cantidad, Apiver le haría entrega de 58 mil 412 hojas relativas a la valoración económica de las medidas de mitigación y condicionantes del MIA, el programa de manejo ambiental para la ampliación del puerto de Veracruz, así como documentos alusivos al monitoreo de la flora y fauna del Sistema Arrecifal Veracruzano, entre otros documentos.

“Es obvio que te piden esas cantidades estratosféricas para desalentarte que puedas tener esa información. Ya estamos buscando otras vías de acceder a ello. Insistimos en que ellos (el gobierno) escogieron el peor lugar para ampliar el puerto”, concluye.

Más bancos extranjeros llegarán a México

Standard

Ante las facilidades y las significativas ganancias del sistema financiero en el país

Luis Robles Presidente de la Asociación de Bancos de México

Luis Robles Presidente de la Asociación de Bancos de México

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

UN mayor número de bancos extranjero llegará a México debido a las facilidades que reciben en el país, comunica la calificadora Fitch Ratings de México en un documento dado a conocer el pasado 4 de noviembre.

La posición de México entre los mercados de América Latina puede atraer más bancos extranjeros que busquen impulsar las operaciones centradas en la actividad de importación y exportación, dice Fitch Ratings.

Recientemente, algunos bancos recibieron la aprobación regulatoria para operar en México. Mientras tanto, las reducciones de personal en bancos globales, como el anuncio reciente de Deutsche Bank, tienden a mantener las dinámicas competitivas en jaque.

Hay varios factores que explican por qué la afluencia, hacia México, de bancos extranjeros menos reconocidos podría continuar. En particular, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica extiende las oportunidades comerciales a países asiáticos. Además, se espera un beneficio relacionado con la decisión de EU sobre las exportaciones de petróleo emitida en agosto de 2015. En esta se permite a los exportadores estadounidenses enviar crudo desde su país hacia México; lo que aumentará la capacidad energética, una de las claves para atraer inversiones privadas al país.

Por otro lado, las barreras regulatorias mexicanas son modestas en comparación con las de otros países latinos y, en general, la penetración bancaria en México sigue siendo relativamente baja; el crédito privado al PIB es de 31% comparado con 55% en Brasil.

También la rentabilidad de los bancos en el sistema mexicano se ha mantenido estable desde la llamada crisis financiera. Los márgenes netos de interés en todo el sistema son de alrededor de 5%.

Ejemplos recientes de bancos procedentes de Asia incluyen el grupo chino Commercial Bank of China y el coreano Korean Shinhan Financial Group. Cada uno obtuvo aprobaciones regulatorias recientemente para operar con subsidiarias en México.

Países fuera de Asia, como Brasil, también entran en la mezcla. Aunque este país ha mostrado un interés limitado en México, las casas de bolsa BTG Pactual y una firma de corretaje nueva controlada por Itau Group lograron los consentimientos regulatorios hace poco.

Por último, dos bancos españoles también se sumaron al mercado mexicano. Banco Popular fue aceptado como accionista de un banco local con 25% de participación y Banco Sabadell como un banco nuevo en el sistema.

Otros grupos han entrado en el país con vehículos financieros alternativos o vehículos con propósito especial en busca de la expansión geográfica y la diversificación de financiamiento a través de emisiones de deuda en el mercado local.

Los bancos españoles BBVA y Santander, Banamex de Citigroup, HSBC México y Scotiabank de Bank of Nova Scotia son ejemplos de larga historia de bancos extranjeros que se diversificaron hacia México. Estos pertenecen al grupo de los siete bancos más grandes en el país, o “G7”. Además, muchos bancos extranjeros ya operan como filiales de grupos financieros globales de varios países, entre ellos España, EU, Reino Unido, Canadá, Suiza, Japón, Francia, Países Bajos.

Sin embargo, también ha habido movimientos dentro del país que han dado lugar a salidas. RBS, ING Group, BNY Mellon y, más recientemente, Deutsche Bank entraron y se retiraron como resultado de problemas que afectaron a las operaciones de cada uno en sus casas matrices.

Además, algunos bancos extranjeros en México operan un número significativo de filiales en el país, tanto en los sectores de banca como de corretaje. Cabe destacar que las medidas de rentabilidad (ROAs, ROEs) para los bancos extranjeros con operaciones de corretaje han superado las de los bancos extranjeros que operan en México sin operaciones de corretaje. En México operan 35 entidades de corretaje, 14 de ellas son de propiedad extranjera y comprenden 37.8% y 77.7% del total de activos bajo custodia y las utilidades netas, respectivamente.