De orden político el escándalo de Petrobras

Standard

Diseñado por quienes desean gobiernos conservadores en Brasil, el escándalo de Petrobras con diversas constructoras del país carioca, pretende afectar la credibilidad de un gobierno socialista

Mayores cifras se tapan en México ante casos de corrupción ligados a la novedosa “reforma” privatizadora de los energéticos

México vive mayores casos de corrupción que es protegida por los actores políticos y sirve a los interese del conservadurismo internacional

México vive mayores casos de corrupción que es protegida por los actores políticos y sirve a los interese del conservadurismo internacional

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Sin pruebas que legitimen una causa formal, el poder judicial de Brasil mantiene recluido Marcelo Odebrecht, presidente de la constructora brasileña de mayor dimensión, con ganancias en 2014 calculadas en cerca de 41 mil millones de dólares.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien operó el proceso para regular la participación privada en Petrobras, está siendo investigado por abrir puertas a la constructora Odebrecht usando su investidura presidencial en países como Venezuela, Colombia, Panamá y eventualmente México.

La presidenta Dilma Rousseff, quien fuera ministra de Minas y Energía en el gabinete de Lula, ha sido envuelta en estos escándalos mediáticos que culminaron hace unos días en una manifestación hechas por representantes de esa ultra derecha brasileña que desea recuperar sus canonjías en la petrolera estatal Petrobras y no le interesa poner de cabeza su país con tal de que los dueños de las grandes petroleras internacionales se beneficien.

En Brasil, apoyados en una ley de rigurosa transparencia, Marcelo Odebrecht permanece detenido en un reclusorio en Curitiba mientras que el poder judicial reúne pruebas en su contra en una operación llamada “lavado de autos” [lava jato en portugués].

Sin que la banca suiza haya proporcionado documentos que sustenten la detención de Odebrecht, el caso está llamando la atención por ser violatorio a los derechos humanos del detenido, cuya empresa siempre se ha declarado dispuesta a proporcionar toda la información que le sea solicitada por los representantes judiciales de Brasil.

En México

Mientras que estas cosas suceden en Brasil, país cuya economía corre paralela a la mexicana en muchos respectos, en México escándalos de mayores dimensiones, como el fraude de Oceanografía, por una cantidad de 2 mil millones de dólares, es mantenido en el silencio y un juez de Coatzacoalcos concedió el amparo para que la justicia deje de investigar el mayúsculo fraude perpetrado contra Pemex mediante el factoraje que fue cobrado a Banamex, propiedad del Citi Bank, cuyas acciones son a su vez propiedad del gobierno de EU en un porcentaje que raya en el 30%.

También en relación a Pemex son innumerables las empresas que pagan comisiones para que les sean asignadas obras, pero los litigios se duermen y olvidan en México, como el tenido contra Siemens, que se ha defendido en los tribunales internacionales y ha tenido el beneficio de la apatía de Pemex.

Este mismo caso se tiene con las famosas acciones de Repsol que compró la paraestatal mexicana para especular y que luego hubo de vender con pérdidas multimillonarias que cayeron en el silencio.

Ante estas situaciones surgen interrogantes de índole política también. ¿Es la operación “lava jato” dirigida por el conservadurismo internacional contra la izquierda brasileña? ¿Es esa protección del delito que hay en México también definida desde el conservadurismo internacional?

El tiempo nos dará la respuesta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s