Regalan la riqueza petrolera

Standard

Aunque oficialmente lo niegan

Los mexicanos seguimos en la tertulia de pulquería mientras nos despojan de todo

Los mexicanos seguimos en la tertulia de pulquería mientras nos despojan de todo

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Aprovechando el desconocimiento que tienen los mexicanos de la aritmética más sencilla, a la vez que de esa apatía resignada que permite todo, el gobierno de México diseñó una manera de malbaratar la riqueza petrolera a cambio de centavitos.

La empresa privada mexicana La Sierra Oil & Gas, puesta en consorcio con la inglesa Premier y la estadounidense Talos resultó ganadora en dos de los bloques de la Ronda Uno. Las asignaciones petroleras agrupadas en aguas someras del bloque 2, ubicado frente a las costas de Coatzacoalcos y las del bloque 7, frente a las costas de Tabasco fueron ganadas por la firma mexicana cuyo director general es Iván Sandrea.

El haber ofrecido el 68.99 por ciento de participación del Estado en utilidad operativa y un factor de inversión adicional de 10% fue convincente, pero aquí es donde da comienzo el uso de la aritmética.

En el caso del área 2, el consorcio propone una participación de 55.99% para el Estado, pero una vez agregada la regalía, la cuota contractual y el impuesto a la exploración y el de la renta lleva al porcentaje de 74% para el Estado, pero podría elevarse hasta 86 por ciento en el caso de que se observaran niveles de producción o de precio del crudo por arriba de lo esperado.

En el caso del área 7 la postura del consorcio ganador fue de 68.99%, que sumada con las regalías, los impuestos sobre la renta, las cuotas contractuales más el impuesto de exploración nos lleva a 83% bajo condiciones normales, pero bajo condiciones extraordinarias de precio o de producción ese porcentaje podría aumentar hasta 88 por ciento, aseguró el subsecretario de ingresos de la SHCP, Miguel Messmacher Linartas.

El gobierno de México acepta obtener esa utilidad, que parece ser muy buena, pero la información que nos falta es que el costo de producción del barril de petróleo en México es de 8 dólares por barril, en promedio, y su costo de venta es de 50.46 dólares por barril.

Esto significa que Pemex gana 6.31 veces lo que invierte para sacar un barril en 8 dólares y venderlo en 50.46. En términos de porcentajes, gana el 631%, de lo que la mitad pasa a manos del gobierno por la vía de impuestos y tan sólo cuenta con menos del 50% para pagar sus costos e invertir.

El gobierno, al quedarse con la mitad de la ganancia, le corresponde el 315.5% del costo de producción del barril de crudo. Esta cifra es mucho mayor que el 83% de que habla la SHCP. El gobierno está recibiendo para sí tan sólo la cuarta parte de lo que obtendría de Pemex. ¿De dónde va a obtener las otras tres cuartas partes de sus ingresos?

El problema es serio para un gobierno que se queja de que cada vez está más endeudado y poco es lo que justifica sus gastos. Tal vez tampoco ellos han visto lo poco que les conviene esta “apertura” a la iniciativa privada del estratégico sector energético.

A esto hemos de agregar el constante abaratamiento de la mano de obra, los daños ambientales, el perjuicio a los proveedores nacionales, etc.

En suma: el resultado de la Ronda 1 es lo peor que puede suceder al México actual. Y lo triste es que será el tiempo el que nos dará la razón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s