Becas paliativas a familiares de Ayotzinapa

Standard

Una burla máss  de un gobierno que se abstiene de dar beneficios a la población en general

En Veracruz, y por todo el país, cunden las protestas

En Veracruz, y por todo el país, cunden las protestas

Como un palitivo, el gobierno federal otorga becas a los desaparecidos

Javier Pulido Biosca

Revista Raíces

Este lunes 24 de noviembre amanece el Diario Oficial de la Federación con la noticia paliativa que ofrece becas para estudios a los familiares de los estudiantes asesinados por el gobierno en Ayotzinapa.

En el lenguaje legal se esconde la intención manipuladora del gobierno federal, y se citan los argumentos:

“Que el artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que todo individuo tiene derecho a recibir educación y que la educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y la justicia”.

Paralelamente cita que los artículos 32 y 33, fracción VIII de la Ley General de Educación disponen que “las autoridades educativas tomarán medidas tendientes a establecer condiciones que permitan el ejercicio pleno del derecho a la educación de calidad de cada individuo, una mayor equidad educativa, así como el logro de la efectiva igualdad en oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos, para lo cual dichas autoridades, en el ámbito de sus respectivas competencias, desarrollarán programas con perspectiva de género, para otorgar becas y demás apoyos económicos preferentemente a los estudiantes que enfrenten condiciones económicas y sociales que les impidan ejercer su derecho a la educación”.

Esto hace que la decisión sea discriminatoria, pues todos los mexicanos que están en situación semejante, que son la mayoría, deberían recibir estas becas, cuyo monto no establece el citado decreto.

También se establece que la Ley General de Víctimas prevé que la víctima o sus familiares “tendrán el derecho de recibir becas completas de estudio en instituciones públicas, como mínimo hasta la educación media superior para sí o los dependientes que lo requieran”.

En esto se refleja incluso una conducta absurda, ya que, para el caso Ayotzinapa, es imposible que las víctimas reciban la beca dada la situación de desaparición forzada a la que fueron sometidas.

DETALLES DEL DECRETO

PRIMERO.- Se establece un Programa de Becas Educativas que tendrá por objeto otorgar becas de estudio a las víctimas o familiares que estén a su cargo y tengan una relación inmediata con éstas, por los acontecimientos del pasado 26 de septiembre de 2014 en el municipio de Iguala, estado de Guerrero, para que cursen su educación básica, media superior y superior en instituciones públicas del sistema educativo nacional.

SEGUNDO.- Se instruye a los subsecretarios de Educación Básica, Media Superior y Superior, así como al Oficial Mayor, para que en ámbito de sus atribuciones realicen las acciones necesarias para el otorgamiento de las becas del Programa a que refiere el presente Acuerdo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s